martes, 24 de mayo de 2016

El spot de Pavofrío

Opinión

No, no voy a poner el vídeo del anuncio en cuestión, ni a enlazarlo –al corto que plagia, sí–. Sé de sobra que lo habéis visto. De eso se trataba –y trata, y tratará–, es la esencia del marketing; que lo veamos todos, un millón de veces. Y conseguir vender un producto. Ya sea con spots denigrantes mostrando modelos sensuales en ropa interior –y que van dirigidos a las mujeres vendiendo ese modelo de mujer–, con señoras de dudoso y repateante acento andaluz amas de su cocina con sobres de pollo precocinado, o con aromas para que legión de chicas caiga rendida a tus pies de alfeñique. O aunque recurras al feminismo. Están vendiendo lonchas de pavo light.
Resulta un retrato en el que muchísimas mujeres en este país pueden verse reflejadas. Incluso creo que más del 66% que cita el spot. Normalizan y visibilizan perfiles que normalmente no aparecen en campañas publicitarias. Lo aplaudo. Punto ganado: llamar la atención, generar debate, dar voz y poner nombre al problema: el estrés, la presión social, los estereotipos, la invisibilización de los cuidados,... Y diréis –con razón–; "pues a JM le ha gustado el spot". Ahora viene la parte que me chirría tanto.

Vender libertad es siempre un buen recurso. Y una vez localizado el target al que quieres dirigirte, todo es mucho más fácil. Saben a quién y cómo tienen que hacer toc toc. Cuando en tantos medios, en redes sociales, en campañas, en la calle cada vez es más visible la lucha por un nuevo modelo de mujer, por desprenderse de cargas, prejuicios y presión social, por avanzar en igualdad de oportunidades y responsabilidades, por la conciliación, por el empoderamiento y el feminismo, esta campaña se suma, y le lanza a proclamar un objetivo con el que pocas –y pocos– pueden estar en contra. Hay que ser muy descerebrado para no estar de acuerdo. Todo resumido bajo el epígrafe del estrés.

Está muy bien dar voz e imagen a la situación que viven tantas mujeres, cada día. La visibilización que tanto nombro tantas veces, el primordial primer paso. Pero al final con lo que uno se queda –recordad, es solo la visión de un hombre normal y corriente–, es con una reafirmación de los problemas, y su banalización. La sensación que el qué dirán sigue siendo una piedra en muchos tejados, la presión social para tener hijos, para ser la responsable de los cuidados, para dar la talla, para estar monísima y delgada y sana –comiendo pavo– sigue presente, como la zurrapa del café, tras haberse quejado entre amigas. Y al final sólo queda el ataque de nervios, la queja. Soluciones. ¿Qué hacemos con el estrés? ¿Con las presiones sociales? ¿Y con el techo de cristal? ¿Y con el peso del patriarcado? Vámonos a cenar, que por un día que el padre le haga la cena a las criaturas no les va a pasar nada... Y pedimos pavo, claro.

¡Que la Fuerza os acompañe!
Síguenos en Facebook.

viernes, 20 de mayo de 2016

Viernes dando la nota #150: Teloneros

Tyler Bryant & The Shakedown - Loaded Dice & Buried Money / Mojo Workin' / The Wayside
Confieso: no conocía a esta banda. Es el proyecto de un chaval, Tyler Bryant, que tubo su primera guitarra con 6 años, y montó su primer grupo con tan solo 15. Y ahora con 25, ya ha sido telonero de AC/DC en la actual gira de la banda por Europa con Axl Rose de vocalista. A estas alturas ha compartido tablas con Jeff Beck, Aerosmith, Lynyrd Skynyrd, Joe Bonamassa, B.B. King, Pat Benatar, Heart, Smash Mouth... Mal no se le da lo de tocar la guitarra. Rock, blues, hard... no sé si llegará al gran público algún día, pero desde ya está en mis lista de escucha.




Espero que os guste la propuesta de hoy. Las cosas están así, y me temo que así seguirán un tiempo, de telonero. La semana que viene, más. Sed libres.

¡Feliz #VDLN! ¡Y que la Fuerza os acompañe!
Síguenos en Facebook

Consigue aquí los códigos InLinkz.

Os dejo aquí directamente los códigos, tanto para Blogger como Wordpress. Si alguien necesita otro distinto, que no dude en pedírmelo.

BLOGGER, o WORDPRESS auto-hospedado (no wordpress.com):
Hospedado en WORDPRESS.COM:
Gracias a todos por participar. ¡Y a dar la nota!