No es por ti, es por mí...

Yo soy el que tiene prisa. Yo soy el que tiene el reloj en la cabeza. Tic Tac Tic Tac detrás de los ojos. Yo soy el se pone de los nervios si te pones la camiseta o los zapatos al revés, si no te subes la cremallera, si no te abrochas el botón. Yo soy el que quiere que salgamos ya, el que quiere que estés preparado para salir ya.

Yo soy el que se desespera porque tu hermana tarda en acabarse la leche. Porque tu hermano quiere vestirse conmigo al lado. Yo soy el que tarda un segundo de más en darme cuenta y en pedirte perdón por tirarte del pelo al hacerte la coleta. Y en darte un beso para que me perdones, aunque no haga falta. Yo soy el que olvida estas cosas. El que deja que las prisas me hagan olvidar lo que realmente tengo que hacer. Lo que necesitáis.


Yo soy el que se olvida de lo importante que es ese Pikachu, ese dinosaurio, esa tarjeta. Lo importante que es irnos al cole con ese muñeco al que agarrarse. Iluso. Yo soy el que no se para a desear de verdad buenos días. Yo soy el …

#VDLN 299: Baldosas amarillas

Cortito y al pie. En la Academia-Jedi suele haber música. Sobre todo cuando estoy solo en casa o con los padawanes. La Maestra-Jedi y yo no compartimos más que algunas canciones –y ya os las he enseñado todas–, y solo hemos ido a unos pocos conciertos juntos. Uno de ellos fue de U2.

Es uno de esos recuerdos, una más de las baldosas amarillas del camino, ese que llega hasta el arcoíris, pero que es tan importante como la meta. Una de las cosas que tiene esto de la paternidad y la familia, es que no te planteas parar, desentenderte o rendirte. La vorágine y el ritmo de la crianza y la vida ya es suficiente locura, una yincana continua. Un mismo camino que te empuja, por puro instinto. Seguir adelante implica dirigirse a una meta, llegar a ese arcoíris al final del camino. Pero no hay mayor aliciente que el propio viaje, las baldosas del camino. Lo importante es el trayecto, el camino dorado. Y ésta fue una de nuestras primeras baldosas amarillas.

Este fin de semana es de esos que se suelen celebrar. En familia si es posible. Mañana sábado es el Día de Star Wars, el May the Fourth. Y el domingo es el Día de la Madre. Celebradlos. En familia si es posible. Y recordad que todos podemos ser héroes. La semana que viene, más. Sed libres.

P.D.: Te quiero, Ana.

¡Feliz #VDLN! ¡Y que la Fuerza os acompañe!

Suscríbete
Suscríbete por correo

Consigue aquí el código InLinkz.
Os dejo aquí directamente los códigos, tanto para Blogger como Wordpress. Si alguien necesita otro distinto, que no dude en pedírmelo.
BLOGGER, o WORDPRESS auto-hospedado (no wordpress.com):
Hospedado en WORDPRESS.COM:
Gracias a todos por participar. ¡Y A DAR LA NOTA!

Comentarios

  1. Veo que este finde vas de tranqui! jejeje

    ResponderEliminar
  2. al ver baldosas amarilla, mi mente se fue a Vetusta morla.. un temazo que usaré en algún #VDLN

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayer lo escuché de nuevo, escribiendo este post. Algúin día volveré a poner a los Vetusta ;)

      Eliminar
  3. Me ha gustado la segunda canción. No lo había oído nunca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya me extraña. La original es súperconocida, un clásico de Elton John que ha sonado mil veces y versioneado mucha gente. Seguro que la has escuchado en su voz o en otras ;)

      Eliminar
  4. Tu #VDLN tiene la emoción de lo sencillo y verdadero, y creo que por eso valga muchísimo más. Felicitaciones sinceras a la Maestra Jedi en este día.

    Besos y muy buena semana!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La simpleza de la felicidad, o la felicidad de la simpleza. Es fácil escoger.

      Eliminar

Publicar un comentario