No es por ti, es por mí...

Yo soy el que tiene prisa. Yo soy el que tiene el reloj en la cabeza. Tic Tac Tic Tac detrás de los ojos. Yo soy el se pone de los nervios si te pones la camiseta o los zapatos al revés, si no te subes la cremallera, si no te abrochas el botón. Yo soy el que quiere que salgamos ya, el que quiere que estés preparado para salir ya.

Yo soy el que se desespera porque tu hermana tarda en acabarse la leche. Porque tu hermano quiere vestirse conmigo al lado. Yo soy el que tarda un segundo de más en darme cuenta y en pedirte perdón por tirarte del pelo al hacerte la coleta. Y en darte un beso para que me perdones, aunque no haga falta. Yo soy el que olvida estas cosas. El que deja que las prisas me hagan olvidar lo que realmente tengo que hacer. Lo que necesitáis.


Yo soy el que se olvida de lo importante que es ese Pikachu, ese dinosaurio, esa tarjeta. Lo importante que es irnos al cole con ese muñeco al que agarrarse. Iluso. Yo soy el que no se para a desear de verdad buenos días. Yo soy el …

El día que me llevé muchos premios

Hoy hace justo tres años de esto...

Y, sinceramente, fue uno de los mejores días de mi vida.

Quizás hayáis visto ya esta foto antes, en mis redes o las de Papás Blogueros. Pero es una muy especial, con gente muy especial, que significa muchas cosas especiales. Y de un momento muy especial, el Blogger's Day de Madresfera de 2016. La imagen está ya muy vista, ya os he contado sobre esto en otras ocasiones, así que no me voy a enrollar mucho. Este blog tenía unos cuatro años no demasiado activo, salvo el último. Esta era la primera vez que asistía a un evento, la primera vez que me movía entre otros blogueros, en el mundillo blogger, la primera vez que me escuchaban hablar y debatir sobre crianza y paternidad y que sentía que me tenía en cuenta, que formaba parte de algo. Ese día conocí a Marisa, que nos recogió en Atocha y nos acompañó hasta el evento recorriendo media Castellana. La lista con el resto de caras, abrazos, besos, charlas y risas es imposible de terminar. Aquel día conocí a algunos de los que visitáis este blog, o los que siguen en contacto casi a diario conmigo en grupos de whatsapp y en redes, personas increíbles a las que quiero mucho.

La primera vez que participaba en una mesa redonda de padres, junto a Joaquim Montaner, Pau Almuni, y Adrián Cordellat. Una charla amena en la que hablamos de pichas –y del #EfectoPicha–, de paternidad, de compromiso, de pañales, de conciliación, de bajas de paternidad, padrazos y maternidad, de reducciones de jornada, y hasta del whatsapp del colegio. Creedme si os digo que fue una experiencia genial, sobre todo porque sentí –sentimos, creo– el cariño de todas y todos. Y un ambiente amigable y empático en el que estábamos muy cómodos a pesar de ser todo improvisado y empezar con los nervios desatados. Todo fue increíble.

El hecho de tener una charla y un premio específico para los padres blogueros en aquella edición del Madresfera Bloggers Day fue una maravilla, otro premio en sí mismo. Como dije en su momento, podéis llamadlo discriminación positiva, rareza necesaria, postureo, o como queráis. Pero era importante que estuviéramos allí, normalizar la presencia de los hombres en lo que afecta a la crianza y la infancia, incluyendo los blogs. Visibilidad es una de las palabras que más repito y repetiré siempre, con tal de desterrar el #efectoPicha y el micromachista "padrazo", y luchar por la igualdad y la corresponsabilidad. Otra más de las razones por las que estaré eternamente agradecido a Mónica de la Fuente y a todo el equipo de Madresfera.

Y encima que me dieran el premio al mejor blog de paternidad fue ya increíble. Y una sorpresa total, la verdad. Ni me lo esperaba ni creo que lo mereciera realmente. Aunque tengo que reconocer que con la campaña de memes para pedir los votos lo pasamos todos genial. Estaba tan abrumado y excitado que llamé a todos los papás que había en el evento, para que subieran conmigo al escenario, para compartirlo con todos. Joaquim, David Lay, Daniel Benavides, Serafín Molino, Carlos Escudero, Sem Campón, Manolo Pérez, Fernando Álvarez, Adrián Cordellat... Todos juntos. La palabra emotivo se queda corto. Casi olvido gritar al último momento un 'te quiero' para la Maestra-Jedi, que nos miraba sonriendo desde el fondo de la sala. Casi.

Uno de los mejores días de mi vida, en el #Top10 sin duda. Y el principio de muchas cosas.

¡Que la Fuerza os acompañe!

Suscríbete
Suscríbete por correo

Comentarios

  1. Y al año siguiente te conocimos los habitantes de Villa Halflemons... A tí y a otr@s much@s que, a día de hoy, sois una parte tan importante de nosotros... Emocional post... Como siempre: escribes precioso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es de lo mejor de este mundillo, conocer a tanta gente grande que merece tanto la pena!

      Eliminar
  2. The parenting problem is very important to discuss. We live in a developed world and this is one of the ancient problems we should solve. On the other hand, it is natural problem and not everybody will agree with you.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario