No es por ti, es por mí...

Yo soy el que tiene prisa. Yo soy el que tiene el reloj en la cabeza. Tic Tac Tic Tac detrás de los ojos. Yo soy el se pone de los nervios si te pones la camiseta o los zapatos al revés, si no te subes la cremallera, si no te abrochas el botón. Yo soy el que quiere que salgamos ya, el que quiere que estés preparado para salir ya.

Yo soy el que se desespera porque tu hermana tarda en acabarse la leche. Porque tu hermano quiere vestirse conmigo al lado. Yo soy el que tarda un segundo de más en darme cuenta y en pedirte perdón por tirarte del pelo al hacerte la coleta. Y en darte un beso para que me perdones, aunque no haga falta. Yo soy el que olvida estas cosas. El que deja que las prisas me hagan olvidar lo que realmente tengo que hacer. Lo que necesitáis.

Yo soy el que se olvida de lo importante que es ese Pikachu, ese dinosaurio, esa tarjeta. Lo importante que es irnos al cole con ese muñeco al que agarrarse. Iluso. Yo soy el que no se para a desear de verdad buenos días. Yo soy el …

Lecciones aprendidas: "Once upon a time..."

Hay un tema que sé que tarde o temprano tendrá que aparecer en este blog: los deberes. Pero por el momento –tienen 4 años– sólo hemos tenido algún que otro trabajito más o menos sencillo para sus actividades en el cole, como disfraces o murales. Lo que sí está ya instalado en las rutinas semanales de los padawanes son las actividades extraescolares: dos horas semanales de multideporte y una de inglés.
Los dibujos animados de la tele en inglés, o las pelis de Star Wars, canciones infantiles inglesas –"The wheels on the bus go round and round... all day long", una y otra vez...–, los CDs de los cursos de Helen Doron a los que van desde que apenas eran unos bebés, los cuentos, canciones de los AC/CD, de Offspring, Led Zeppelin... Ya lo tienen interiorizado. A sus cuatro años, para ellos el inglés es algo natural y habitual. No lo hablan normalmente, ni son bilingües. Para eso hace falta desde que empiezan con las primeras palabras una inmersión total que nosotros no podemos proporcionarles. Pero todo lo que está a nuestro alcance, no dudamos en ponerlo al suyo. Incluso planear nuestras vacaciones en destinos como Escocia o Londres.

Hasta que un día, mientras trabajo, recibo un whatsapp de la Maestra-Jedi. Y me quedo con cara de tonto pasmado, viendo y escuchando a Leia leer uno de sus cuentos, en inglés. En un inglés que yo sería incapaz de pronunciar igual.



Porque de eso se trata. Jugando, divirtiéndose con cuentos y canciones, ha asimilado sonidos y fonemas que ya no le son extraños. Para ella es la forma natural de leer y contar ese cuento. Yo imito la pronunciación. Ella simplemente habla inglés. Tan simple como un juego más. Se inventará la mitad, pero juega en inglés. Y a Luke alguna vez lo hemos descubierto jugando con sus muñecos de la Patrulla Canina, inventando aventuras en inglés. Frases sueltas, palabras, nada complicado, pero hablando en inglés.

Lo de ir a clases de inglés para bebés en Helen Doron cuando tenían apenas nueve o diez meses podía parecerme un poco absurdo, pero ahora con 4 años lo veo como algo totalmente lógico, obvio, y natural. Tanto como el hecho de que me sorprendan y se me caiga la baba con ellos constantemente. Y que a veces piense que muy pronto voy a tener que ponerme las pilas y estudiar para poder seguirles el ritmo. La Fuerza es intensa en ellos. ¡Y cuánta razón tenía la Maestra-Jedi...! Como siempre.

Porque tengo claro que mis pequeños padawanes serán más poderosos que su Maestro en no mucho tiempo. ¿Vosotros no?

¡Que la Fuerza os acompañe!
Síguenos en Facebook.

Comentarios

  1. Pero qué razón llevas!! Habla inglés mejor que algunos de Yorkshire!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, tanto como eso no lo sé. Pero que lo habla y pronuncia mejor que yo, ya te digo yo que sí... ;)

      Eliminar
  2. Ohhh madre mia!!! Vaya pronunciación!! plas plas plas genial!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, si, aplaude. Yo me quedo flipando con estos dos. Y piensa que el handicap lo tienen en casa (y el entorno), con el acento andaluz que gastamos... xD

      Eliminar
  3. Ya me gustaría a mí pronunciar así!! Nosotros también le ponemos el pocoyo en ingles al Cucu. Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pocoyó y todo lo que caiga! El Clan TV directamente en inglés, y las pelis en DVD, también ;)

      Eliminar
  4. Que envidia! Lo mal que he llevado yo siempre el inglés :(, dentro de nada me va a pasar como dices y me voy a tener que poner las pilas y reciclarme...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo. Si hasta tiene algunas palabras que no sé de dónde las ha sacado! ;)

      Eliminar
  5. Si desde pequeños lo escuchan luego les es más fácil aprender, cangrejito me corrige muchas veces, y en público jejeje

    ResponderEliminar
  6. Hola y enhorabuena por el blog!
    Yo he hablado inglés a mi hija desde que era bebé, ahora tiene seis años y pronuncia mejor que yo. Viendo Dora the Explorer juntas un día, le dije. Dora is fun! y ella me corrigió la pronunciación de la o de Dora, y desde entonces la hago bien. Todos aprendemos!

    Diana Sampedro. BABY ENGLISH

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, los míos también pronuncian mejor que yo. Y a ver lo que tardan en corregirme!! xD
      También le ponemos casi todos los dibujos de la tele en inglés, es lo que más les ayuda, porque es lo que más les gusta ;)

      Eliminar

Publicar un comentario