No es por ti, es por mí...

Yo soy el que tiene prisa. Yo soy el que tiene el reloj en la cabeza. Tic Tac Tic Tac detrás de los ojos. Yo soy el se pone de los nervios si te pones la camiseta o los zapatos al revés, si no te subes la cremallera, si no te abrochas el botón. Yo soy el que quiere que salgamos ya, el que quiere que estés preparado para salir ya.

Yo soy el que se desespera porque tu hermana tarda en acabarse la leche. Porque tu hermano quiere vestirse conmigo al lado. Yo soy el que tarda un segundo de más en darme cuenta y en pedirte perdón por tirarte del pelo al hacerte la coleta. Y en darte un beso para que me perdones, aunque no haga falta. Yo soy el que olvida estas cosas. El que deja que las prisas me hagan olvidar lo que realmente tengo que hacer. Lo que necesitáis.

Yo soy el que se olvida de lo importante que es ese Pikachu, ese dinosaurio, esa tarjeta. Lo importante que es irnos al cole con ese muñeco al que agarrarse. Iluso. Yo soy el que no se para a desear de verdad buenos días. Yo soy el …

Adiós a Aretha Franklin: R.E.S.P.E.C.T.

Ottis Redding escribió el tema "Respect" en 1965 desde la óptica de un hombre que trabaja todo el día, que trae el dinero a casa y que a su llegada al hogar reclama "respeto" a su esposa. Fue todo un éxito. Aretha Franklin versionó la canción dos años después, le dio la vuelta completamente con apenas algunos cambios en el texto, convirtiéndolo en un auténtico himno feminista que catapultó su carrera y que fue abrazado por el movimiento de derechos civiles. Respect.

La palabra 'respeto' tenía en la versión original un sentido más abstracto y tradicional de estima. Pero con la voz de Aretha exigía ese respeto y apenas podía contener la tensión sexual, algo acentuado por los coros que dicen a gran velocidad: "Sock it to me". Además, la versión de Aretha Franklin no tenía puente entre las estrofas, y su productor sugirió que la banda tocara los cambios de acordes de otra canción: "When something is wrong with my baby", de Sam & Dave.

Ese mismo año, Ottis Redding llegó a decir antes de tocar "Respect" en un concierto: “Esta próxima canción es una canción que me robó una chica. Ninguna gracia le hacía que uno de sus himnos de tan solo dos años antes se convirtiera en todo lo contrario en la voz y el poderío de Aretha, que además señalaba con el dedo a todos los machistas y conservadores de su país.

Aretha Franklin ha muerto hoy a los 76 años, el mismo día que lloramos a Elvis. Todo tiene sentido cuando se sabe de dónde viene. R.E.S.P.E.C.T.

¡Que la Fuerza os acompañe!
Suscríbete
Suscríbete por correo

Comentarios