No es por ti, es por mí...

Yo soy el que tiene prisa. Yo soy el que tiene el reloj en la cabeza. Tic Tac Tic Tac detrás de los ojos. Yo soy el se pone de los nervios si te pones la camiseta o los zapatos al revés, si no te subes la cremallera, si no te abrochas el botón. Yo soy el que quiere que salgamos ya, el que quiere que estés preparado para salir ya.

Yo soy el que se desespera porque tu hermana tarda en acabarse la leche. Porque tu hermano quiere vestirse conmigo al lado. Yo soy el que tarda un segundo de más en darme cuenta y en pedirte perdón por tirarte del pelo al hacerte la coleta. Y en darte un beso para que me perdones, aunque no haga falta. Yo soy el que olvida estas cosas. El que deja que las prisas me hagan olvidar lo que realmente tengo que hacer. Lo que necesitáis.

Yo soy el que se olvida de lo importante que es ese Pikachu, ese dinosaurio, esa tarjeta. Lo importante que es irnos al cole con ese muñeco al que agarrarse. Iluso. Yo soy el que no se para a desear de verdad buenos días. Yo soy el …

Recetas de la Academia-Jedi: Garbanzos con pollo y bacon

Stories de Instagram. 94% a favor. Vosotros lo habéis querido...
Hoy el post es algo nuevo, diferente. Algo que tras 750 entradas, nunca había hecho: una receta. Hace ya bastante tiempo publiqué una colaboración en uno de los blogs de mi amiga Vanesa, y me apetecía rescatarla algún día. Este es un blog que se basa mayoritariamente en crianza y paternidad, y pocas cosas hay más en sintonía con esto que el alimentar bien y cuidar a nuestros peques. Además, siempre he pensado que no se trata solamente de cocinar y alimentarlos, sino que es importante que mi hijo y mi hija nos vean cocinar –y muchas otras tareas–, tanto a la Maestra-Jedi como a mí, en igualdad. Y vean tanto a su padre y como a su madre realizar labores cotidianas, faenas domésticas, de intendencia y de cuidados como lo que es, algo normal, natural. Decir y hacer. Predicar con el ejemplo. Así que hace poco os pregunté en los stories de Instagram si no os chirriaría mucho encontraros con una receta en este rincón. El resultado quedó claro, por goleada, así que allá vamos.

Garbanzos con pollo y bacon

Yo no soy buen cocinero ni experto ni aspirante a MasterChef, aunque me atrevo con casi todo. Esta receta me la explicó mi hermana, y en realidad es de los pocos platos que suelo hacer habitualmente. A pesar de las materia prima y los condimentos, no es una comida muy pesada, y es muy fácil de preparar.

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 pechuga de pollo entera, en filetes gruesos, o trozeada.
  • 1 bote de garbanzos cocidos.
  • 4 lonchas de bacon ahumado.
  • 1 blister de taquitos de jamón curado.
  • 1 cebolla.
  • 1 pimiento verde.
  • Comino en grano, comino en polvo y pimienta molida.
  • Medio vaso de vino blanco.
  • Sal y aceite.
  • 1 botellín de cerveza (yo uso sin alcohol).

Modus operandi:

Ponemos a calentar un fondo de aceite en una cacerola u olla grande.
Picamos finita la cebolla y el pimiento, y los pochamos.
Troceamos la pechuga de pollo, en dados más o menos pequeños.
Abrimos el botellín de cerveza (sin alcohol).
Echamos el pollo a la olla y lo removemos y marcamos para que se selle y no se seque mucho.
Damos un trago a la cerveza.
Cortamos el bacon ahumado en tiras cortas o daditos, y lo añadimos junto con los taquitos de jamón.
Añadimos el vino y removemos.
Otro trago al botellín mientras se consume el alcohol del vino.
Escurrimos los garbanzos cocidos y los añadimos a la cacerola.
Añadimos sal (poca, recordad que lleva bacon y jamón curado), una pizca de pimienta molida, un poco de comino en grano, y el comino en polvo.
En 5 minutos, acabamos el botellín de cerveza mientras se termina de cocinar, rectificamos de sal si es necesario, y servimos.
Echamos el botellín vacío a reciclar (cubo verde).
Y sí, el amigurumi de R2-D2 es un regalo de la mismísima Vanesa para cuando nacieron los pequeños padawanes. 😍
Acompañad el plato con vuestra ensalada favorita, y bon appétit!

¡Que la Fuerza os acompañe!
Suscríbete
Suscríbete por correo

Comentarios