No es por ti, es por mí...

Yo soy el que tiene prisa. Yo soy el que tiene el reloj en la cabeza. Tic Tac Tic Tac detrás de los ojos. Yo soy el se pone de los nervios si te pones la camiseta o los zapatos al revés, si no te subes la cremallera, si no te abrochas el botón. Yo soy el que quiere que salgamos ya, el que quiere que estés preparado para salir ya.

Yo soy el que se desespera porque tu hermana tarda en acabarse la leche. Porque tu hermano quiere vestirse conmigo al lado. Yo soy el que tarda un segundo de más en darme cuenta y en pedirte perdón por tirarte del pelo al hacerte la coleta. Y en darte un beso para que me perdones, aunque no haga falta. Yo soy el que olvida estas cosas. El que deja que las prisas me hagan olvidar lo que realmente tengo que hacer. Lo que necesitáis.

Yo soy el que se olvida de lo importante que es ese Pikachu, ese dinosaurio, esa tarjeta. Lo importante que es irnos al cole con ese muñeco al que agarrarse. Iluso. Yo soy el que no se para a desear de verdad buenos días. Yo soy el …

Macarrones con chorizo

Entrantes

Nos está costando retomar el ritmo tras las vacaciones de Navidad. En realidad es a mí al que se le está haciendo la cuesta de enero un poco complicada. No acabo de recuperar la normalidad y las rutinas, y al final me descubro salvando obstáculos según me los encuentro y como casi siempre improvisando. Como por ejemplo, con las comidas.

Primer plato

No siempre tenemos un plan semanal de comidas, y reconozco que suele hacerlo la Maestra-Jedi, pero yo soy el que está por las mañanas, y la mitad de las veces decido y me encargo sobre la marcha. A esto se le suma que el pequeño Luke es un pelín delicado para la mesa, y muchas veces me veo haciendo malabares. Y no me refiero solo a pasar las verduras de las lentejas por la minipimer. Que también.

Plato principal

Hoy –hace unos días en realidad– toca pasta. Llegamos del colegio. La pequeña Leia tiene uno de esos días en los que le salen los midiclorianos por las orejas y quiere hacer de todo y ayudarme en la cocina. Entre los dos decidimos preparar macarrones con chorizo. Ya sabemos –los dos– que Luke siempre prefiere los espaguetis, pero donde hay patrona...

Postre

Y entonces ocurre algo que no sé muy bien cómo definir. Aparece Luke y pregunta qué vamos a comer. Y antes de que me dé tiempo pensar una respuesta para que se conforme con los macarrones, Leia, con el cucharón de madera en la mano, se gira y le suelta: –"¡De postre hay helado!". El pequeño sonríe y sale de la cocina gritando "¡Bieeeen!". Leia me mira, y me levanta el pulgar y me guiña un ojo... 😳

Sobremesa

Nos ponemos al día ahora que la Maestra-Jedi ya está en casa; hablamos de cómo han ido nuestras mañanas, y nos contamos las anécdotas. Los platos donde hace un rato había macarrones con chorizo están vacíos, y nos reímos mucho. Este séptimo año va a ser muy entretenido. Lástima que ahora tenga que irme a trabajar.

¡Que la Fuerza os acompañe!
Síguenos en Facebook

Suscríbete por correo electrónico.

Comentarios

Publicar un comentario