No es por ti, es por mí...

Yo soy el que tiene prisa. Yo soy el que tiene el reloj en la cabeza. Tic Tac Tic Tac detrás de los ojos. Yo soy el se pone de los nervios si te pones la camiseta o los zapatos al revés, si no te subes la cremallera, si no te abrochas el botón. Yo soy el que quiere que salgamos ya, el que quiere que estés preparado para salir ya.

Yo soy el que se desespera porque tu hermana tarda en acabarse la leche. Porque tu hermano quiere vestirse conmigo al lado. Yo soy el que tarda un segundo de más en darme cuenta y en pedirte perdón por tirarte del pelo al hacerte la coleta. Y en darte un beso para que me perdones, aunque no haga falta. Yo soy el que olvida estas cosas. El que deja que las prisas me hagan olvidar lo que realmente tengo que hacer. Lo que necesitáis.

Yo soy el que se olvida de lo importante que es ese Pikachu, ese dinosaurio, esa tarjeta. Lo importante que es irnos al cole con ese muñeco al que agarrarse. Iluso. Yo soy el que no se para a desear de verdad buenos días. Yo soy el …

Viernes dando la nota #224: El ritmo

Vuelvo al "cortito y al pie". Vuelvo a mi propósito de simplificar y no complicarme. Esta semana no he tenido apenas tiempo ni para escuchar música. A cambio, he podido pasar con la pequeña padawan en casa un par de mañanas en las que estaba algo pachucha. Nada grave. De hecho, creo que lo echaba de menos. Sobre todo porque lidiar con uno solo de los mellizos casi siempre es una gozada, para los dos. Divide y vencerás. No es ni más ni menos, es simplemente como criar a otro ritmo. Además los pequeños tienen los midiclorianos a tope, y se recuperan a la velocidad de Lobezno. Basta una siesta con Papi, y la perspectiva de calzarse sus botas nuevas y la camiseta de los Rolling.

De lo poco que he me podido dedicar a la música esta semana, casi lo mejor ha sido una especie de experimentos improvisados en Facebook. Es increíble –y maravilloso– lo que ocurre cuando escribes una sola frase, un verso, la primera linea de una canción que todo el mundo conoce y que todos hemos cantado.

Cambian los ritmos, cambian los días y las mañanas, cambia el tiempo. Lo que no cambia son mis apreturas, mis prisas, y mi tendencia kamikaze a recurrir a la improvisación. La semana que viene, más. Sed libres.

¡Feliz #VDLN! ¡Y que la Fuerza os acompañe!
Síguenos en Facebook

Consigue aquí el código InLinkz.

Os dejo aquí directamente los códigos, tanto para Blogger como Wordpress. Si alguien necesita otro distinto, que no dude en pedírmelo.

BLOGGER, o WORDPRESS auto-hospedado (no wordpress.com):
Hospedado en WORDPRESS.COM:
Gracias a todos por participar. ¡Y a dar la nota!

Suscríbete por correo electrónico.

Comentarios

  1. Quién dijo que las improvisaciones eran malas? Las prisas sí que lo son más, pero improvisar es un arte, sin duda!

    ResponderEliminar
  2. Me encanta tu improvisación. La de Loquillo es un MUST. Nunca he sido superfun de ellos pero debería haberlo sido, aunque nunca es tarde!!! Buenas elecciones.

    ResponderEliminar
  3. Y lo que mola improvisar y que te quede así de bién? Yo también he improvisado, y como no me inspiraba, he tirado de vídeos propios, es lo que tiene ser una friki fanática de los videojuegos, jejeje. Me ha gustado mucho tu improvisación, Feliz finde!!

    ResponderEliminar
  4. José María, por fin he podido tener una semana más o menos normal. He hecho menos y me ha cundido más. Tal vez sea porque ahora soy copy. :D

    Una canción de Loquillo suele venir bien en cualquier ocasión.

    ResponderEliminar
  5. Jjejjeej ha sido muy bueno eso de cantar todos juntos en Facebook! Esas cosas que salen sin querer son la sal de la vida! Buena semana!!

    ResponderEliminar
  6. Yo quiero improvisar como tu... ;)
    Feliz semana!!!!

    ResponderEliminar
  7. Y si te digo que no había oído nunca este tema de los Rollings. Me alegra escuchar a Loquillo y Alaska.
    Muy interesante el experimento de Facebook.
    Feliz semana.

    ResponderEliminar
  8. Que bien lo he pasado con tu experimento. Pena no haberlo pillado antes! Y efectivamente la improvisación es lo mejor de esta vida. Nos demuestra muchas veces lo que de otra manera no seríamos capaces de hacer. Un abrazo y feliz semana.

    ResponderEliminar
  9. Experimentando es que se llega a lo bueno... y esas siestas con los peques, creo que muchas veces las necesitamos más nosotros que ellos!

    Besos y buena semana.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario