No es por ti, es por mí...

Yo soy el que tiene prisa. Yo soy el que tiene el reloj en la cabeza. Tic Tac Tic Tac detrás de los ojos. Yo soy el se pone de los nervios si te pones la camiseta o los zapatos al revés, si no te subes la cremallera, si no te abrochas el botón. Yo soy el que quiere que salgamos ya, el que quiere que estés preparado para salir ya.

Yo soy el que se desespera porque tu hermana tarda en acabarse la leche. Porque tu hermano quiere vestirse conmigo al lado. Yo soy el que tarda un segundo de más en darme cuenta y en pedirte perdón por tirarte del pelo al hacerte la coleta. Y en darte un beso para que me perdones, aunque no haga falta. Yo soy el que olvida estas cosas. El que deja que las prisas me hagan olvidar lo que realmente tengo que hacer. Lo que necesitáis.

Yo soy el que se olvida de lo importante que es ese Pikachu, ese dinosaurio, esa tarjeta. Lo importante que es irnos al cole con ese muñeco al que agarrarse. Iluso. Yo soy el que no se para a desear de verdad buenos días. Yo soy el …

El sentido de la vida, el universo y todo lo demás

Uno no sabe ya si denominarse friki o no. Los que seguís este blog y mis redes sociales seguramente pensaréis que sí, pero la verdad es que últimamente no lo tengo tan claro. Hay muchas aficiones, muchos temas, y muchas frikadas que me superan, que casi ni conozco, o que apenas tengo tiempo que dedicarle. Las hay que ni me suenan. Y además, el término es tan amplio y se ha universalizado tanto, que ha perdido parte de su sentido –y parte de su encanto–.

Un poco de historia. Hace ya once años que se celebra en esta fecha el Día del Orgullo Friki, gracias a una ocurrencia de un grupo de foreros aficionados a la subcultura popular, y a la iniciativa del Señor Buebo, que se decidieron a conmemorar el estreno en tal día como hoy de 1977 de La Guerra de las Galaxias (Star Wars Episodio IV: una nueva esperanza). Casualmente –o no, Lucas Film siempre estrenaba en estas fechas– también el 25 de mayo, pero del año 1983, se estrenó 'Star Wars Episodio VI: el retorno del Jedi'. Esta es la efeméride más conocida, pero muchos lo que celebramos hoy también es el Día de la Toalla en honor a Douglas Adams, autor de la 'Guía del autoestopista galáctico', de donde sale el título de este post. Si no lo habéis leído, ¡corred, insensatos!

Lo friki hace no demasiado tiempo era lo extraño, poco habitual, incluso lo extravagante. Se asociaba a los que nos gustaban los cómics de superhéroes, las pelis del espacio, los juegos de rol, los libros de dragones y brujerías, los videojuegos, o varias de estas cosas, o todas juntas y a la vez. Éramos bichos raros. Y la etiqueta solía ser en muchas ocasiones despectiva. Hoy esto sigue ocurriendo, pero en mucha menor medida. Entre otras cosas, porque estas aficiones se han popularizado y son ya habituales. Las tiendas de cómics ya no son los antros de antaño, raro es ir por la calle y no ver alguna camiseta de Star Wars, de Juego de Tronos, o de Super Mario, y en la cartelera no es que siempre encuentres un Scott Pilgrim, pero sueles tener alguna opción. Hemos avanzado de fase. Ya no hace falta esconderse, ya no somos bichos raros. Se ha normalizado la rareza.

O casi. Aún hoy en día me encuentro con gente que comenta con cierta autosatisfacción y aire de superioridad que nunca han visto una La Guerra de las Galaxias, como si fuera algo digno de alabar, y le dieran una chapita de "Intelectual" que lucir en la solapa. Gente que no entiende cómo a mis 40 y tantos años me vuelve loco con Star Wars –y bien que os doy la paliza con ello–. O que me apasionen Kill Bill, los Monty Python y Alien, los dibujos animados y el manga, Studio Ghibli y Pixar, Firaxis, Konami y EA, android, los smartphones, los gadgets, las redes sociales, J.J. Abrams, Christopher Nolan, Tarantino y Joss Whedon, Canción de Hielo y Fuego, Hyperion, la DrangonLance y Darkover, la Marvel, Bruguera y DC, y tantas y tantas cosas más. Y como decía en un post antiguo a cuenta de esto mismo, yo lo que no entiendo es cómo, a la edad que tienen algunos, no ven que todo esto también es cultura. Por muy simple y básica que sea, es riqueza.

Desde que los padawanes llegaron he ido acumulando nuevas aficiones, y olvidando algunas viejas. Y tengo asumido que algunas nunca​ las recuperaré. Aún seguimos con los cuentos infantiles, los dinosaurios, ClanTV, Disney y Pixar, pero estoy deseando que llegue la tarde de domingo en la que Luke y Leia echen una partida conmigo a algún videojuego, o veamos los Goonies o Indiana Jones y el Templo Maldito compartiendo un bol gigante de palomitas, o leamos El Hobbit a la vez. Estoy deseando ir compartiendo con nuestros pequeños esos placeres, culpables o no, aportándoles lo que pueda de esa riqueza.

Y ya el día que por fin quieran hacer un maratón de Star Wars, ese día sí que será un verdadero Día del Orgullo Friki para mí. Aún son pequeños, pero, parafraseando a Darth Vader, "The Force is strong with this Ones". Y parafraseando a la Guía del Autoestopista, "The device look insanely complicated to operate, Don't panic!".

¡Feliz Día de la Toalla, y Feliz Día del Orgullo, frikis!

¡Que la Fuerza os acompañe!
Síguenos en Facebook

P.D.: La respuesta última a la pregunta definitiva sigue siendo 42.

Suscríbete por correo electrónico.

Comentarios

  1. Pienso que se ha normalizado leer un cómic o ver una película de superhéroes, o cifi pero si lo lees amenudo te siguen catalogando de rarin, es como te puede gustar pero no mucho, me da igual si llego al nivel de frikismo tolerable o si lo paso o me quedo corta, lo que quiero es pasármelo bien, y eso tú y yo pienso que lo hacemos muy bien junto a nuestros padawans 😉

    ResponderEliminar
  2. Bueno, yo creo que cada uno es lo que siente y ya está. También se puede ser fan de lo friki y fan de las toallas a la vez jajaja Fuera de broma. Lo de ser o no ser friki da un poco igual. Cada uno es friki (apasionado y extremo) en su afición, ya sea el warhammer, el cine de culto o el encaje de bolillos ;)

    ResponderEliminar
  3. Genial tu post! Me he sentido identificada totalmete... y llegará ese día en el que nuestros vástagos no quieran ver con nosotros y ese bol de palomitas, la saga del Señor de los anillos porque ellos también serán frikis, pero de sus cosas...y ya sabes: Que no cunda el pánico!!!! Yo seguiré preparando la toalla cada 25 de Mayo por si algún día me quiere acompañar.

    ResponderEliminar
  4. Es que esto de ser friki ya es tan amplio que tiene subtipos y subtipos dentro de subtipos. Nosotros seriamos de esa generación que ya tenemos los 40 y grrr que crecimos con Spielberg y Lucas, los dados de rol en partidas eternas, los antros de jugar Magic, y que habríamos flipado con la idea de Netflix hace 20 años... De leer libros tochos e imaginar las películas, ahora ya están hechas la mayoría... De los primeros videojuegos, y cargarlos en casette con aquel ruidazo prrrrrrrr pruuuuuuuuuuu, rezando que no fallaran!!!!! Y que ya tenemos peques y queremos que sean frikis, cosa que generaciones anteriores veían como "me salio la niña rara"... Yo creo que tuvimos la gran suerte de ser de esa primera generación de frikazos de verdad!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que te tengo que contestar, jajaja. Cuantas veces he puesto a cargar el cassette del amstrad amiga y que después de media hora, tres cuartos o más diera error...Ahí poniendo "RUN" y dándole al enter, jajaja. Ay, con lo fácil que es ahora meter el cd y a jugar!! Y como le digo a mi hija, la suerte de poder grabar! Yo a veces dejaba la consola en pausa el sábado por la noche y el domingo me levantaba a las 7h con mi hermano para seguir jugando...

      Eliminar
  5. Lo que dices, lo de ser friki se ha vuelto muy amplio...Mi hija dice que soy una friki por el estilo de películas que me gustan, porque siempre me han encantado los videojuegos y las consolas (las vi nacer casi, me tenían que gustar), y a la vez a ella le llaman friki por el simple hecho de gustarle The Big Bang Theory y Star Wars (de eso hace sólo 1 año y medio, antes no conseguí que las viera, y ahora le encantan). Así que sí, la palabra friki se usa a la ligera, y yo soy muy friki de pelis y de videojuegos (sobretodo Kingdom Hearts, de pequeña del Sonic) pero no soy friki de otras cosas, y ya no me da la vida para ver todas las series que hay, es imposible!! Como dice Rocío, yo también era "rarita". Bueno, creo que lo sigo siendo un poco, pero es algo que me ha gustado siempre!! Un post genial!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario