No es por ti, es por mí...

Yo soy el que tiene prisa. Yo soy el que tiene el reloj en la cabeza. Tic Tac Tic Tac detrás de los ojos. Yo soy el se pone de los nervios si te pones la camiseta o los zapatos al revés, si no te subes la cremallera, si no te abrochas el botón. Yo soy el que quiere que salgamos ya, el que quiere que estés preparado para salir ya.

Yo soy el que se desespera porque tu hermana tarda en acabarse la leche. Porque tu hermano quiere vestirse conmigo al lado. Yo soy el que tarda un segundo de más en darme cuenta y en pedirte perdón por tirarte del pelo al hacerte la coleta. Y en darte un beso para que me perdones, aunque no haga falta. Yo soy el que olvida estas cosas. El que deja que las prisas me hagan olvidar lo que realmente tengo que hacer. Lo que necesitáis.

Yo soy el que se olvida de lo importante que es ese Pikachu, ese dinosaurio, esa tarjeta. Lo importante que es irnos al cole con ese muñeco al que agarrarse. Iluso. Yo soy el que no se para a desear de verdad buenos días. Yo soy el …

Plástico de burbujas. La película

La semana pasada los padawanes hicieron un nuevo descubrimiento. No sé si recordáis la imagen, pero nos ha pasado a todos. A TODOS. El pequeño Luke ya no es tan pequeño, con 18 kilos que pesa. Y hemos comprado una nueva silla para el coche, ya del grupo 2/3. Como casi todo últimamente en la Academia Jedi, la compra la hicimos on-line, y cuando nos llegó a casa, descubrimos que no solo las cajas de cartón son –siempre–el mejor de los juguetes, sino que el plástico de burbujas para envolver puede ser igual de divertido y adictivo. Y más todavía si las burbujas son tan gordas como monedas de 5 duros –para los alumnos de ESO, un duro equivalía a cinco pesetas–, y hacen cinco veces más ruido que las normales al explotarlas. Son apenas 20 segundos, no hace falta más.


"Explotar las burbujas con los pies!", canta Leia. "Ahora con el culete", dice Luke tirándose al suelo. "La Fuerza es muy intensa en mi familia", parece pensar la Mestra-Jedi llevándose las manos a la cabeza...

Y es que, ¿quién puede resistirse al plástico de burbujas?

¡Que la Fuerza os acompañe!
Síguenos en Facebook.

Comentarios

  1. Hola. efectivamente, las burbujas de plástico crean adicción... es necesario aplastarlas todas... seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, imposible resistirse, y más si tienes tantas para pasar el rato!!! ^_^ Y de las gordas!!

      Eliminar
  2. JajJA entran ganas de unirse!! En grande se lo pasaron!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, nos lo pasamos todos en grande! Es irresistible, y solo por verlos reír así ya es una gozada!

      Eliminar

Publicar un comentario