No es por ti, es por mí...

Yo soy el que tiene prisa. Yo soy el que tiene el reloj en la cabeza. Tic Tac Tic Tac detrás de los ojos. Yo soy el se pone de los nervios si te pones la camiseta o los zapatos al revés, si no te subes la cremallera, si no te abrochas el botón. Yo soy el que quiere que salgamos ya, el que quiere que estés preparado para salir ya.

Yo soy el que se desespera porque tu hermana tarda en acabarse la leche. Porque tu hermano quiere vestirse conmigo al lado. Yo soy el que tarda un segundo de más en darme cuenta y en pedirte perdón por tirarte del pelo al hacerte la coleta. Y en darte un beso para que me perdones, aunque no haga falta. Yo soy el que olvida estas cosas. El que deja que las prisas me hagan olvidar lo que realmente tengo que hacer. Lo que necesitáis.

Yo soy el que se olvida de lo importante que es ese Pikachu, ese dinosaurio, esa tarjeta. Lo importante que es irnos al cole con ese muñeco al que agarrarse. Iluso. Yo soy el que no se para a desear de verdad buenos días. Yo soy el …

Estoy cansado

Hoy estoy cansado. Estoy cansado de leer y ver artículos y blogs hablando de la paternidad y los padres como si fuéramos meros acompañantes o ayudantes. 'Un padre debe ayudar en esto', 'un padre puede hacer esto otro'... Ayudar, aliviar el trabajo de la madre, cambiar pañales y colaborar en la educación...

Estoy cansado de que les den medallitas a los 'cambiapañales'. Nada de medallitas, ni siquiera es lo mínimo que hay que exigir a un padre. ¿Ese es el objetivo? ¿Que 'ayude'? ¿De verdad?

Llevo 22 meses criando a mis hijos, no sólo acompañando o ayudando. Y no por que se suponga que es lo que se espera de mí. Ni por medallitas, o por supuesto feminismo. Lo único que no he podido hacer (aparte de parir, claro) es dar el pecho. Lo único. Pero no sé cuántos biberones habré preparado y dado (y sigo dando).

Quizás para algunas mujeres, madres, o algunos hombres, conseguir que un padre 'ayude' y cambie pañales sea un avance, incluso un gran avance. Pero ese no debería ser el objetivo. Se queda muy corto. Y lo peor de todo es que ese papel de 'ayudante', ese objetivo corto de miras, muchas veces lo marcan las propias madres. Algunas madres, y padres. Por mentalidad, o por educación, por el ámbito social, o hasta por no perder papel protagonista de la maternidad, que también las habrá. Objetivo equivocado.

Estoy cansado de que padres que realmente ejercen como tal, y crían a sus hijos, reciban una palmadita en la espalda, y un "¡estás hecho un padrazo!". Pero son los raritos, los señalados. Y aunque sean señalados, aún en positivo, como ejemplo a seguir, no lo son de forma natural. Yo no quiero que me señalen, ni ser ejemplo de nada, soy un desastre. Yo quiero que sea lo normal, ese sí debería ser el objetivo real.

Estoy cansado. Harto. Porque tal y como funciona hoy en día esta sociedad, se me antoja un objetivo imposible de alcanzar. Y tenemos el enemigo en casa. Sólo hay que leer y ver algunos artículos y blogs hablando de la paternidad.

¡Que la Fuerza os acompañe!

Comentarios

  1. Yo estoy hasta las narices de esforzarme en que mi marido ejerza de padre, en las noches o los fines de semana y su jefe o quien sea se empeñe en que tiene que trabajar.. Que él no sepa decir, NO. Tengo que bañar a mi hijo, o dormirle, o yo que se.... Soy yo la que le dice, (Y por eso estoy hasta las narices) Que se esperen! Padre, por mucho que se diga solo ay uno, al igual que madre. Y nos hartamos en decir que el tiempo pasa muy deprisa, pero no lo pasamos donde deberíamos... Que hartura! Besos.

    ResponderEliminar
  2. Suena raro que sea "anormal" que los hombres amplien su rol en la paternidad. Uf! un motón de cosas a cambiar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, queda mucho camino por recorrer (y por descubrir) en esto de la crianza compartida, la corresponsabilidad, y la igualdad real! ;)

      Eliminar
  3. Es un gran punto lo que comentas respecto a que las mujeres tendemos a pensar que somos las únicas responsables en la crianza, cosa que ocurre en parte porque es una tradición el ver a la madre como la que cría y al padre como el proveedor, si es un tema de tradicionalismos. Hoy afortunadamente hay hombres que como tu cuando se vuelven padres se entregan y viven la crianza, si falta mucho por externar, el hecho de que los padres también se entregan, ni hombres ni mujeres podemos procrear solos! vivimos la crianza como equipo, como compañeros, un abrazo y gracias por hacernos entrar en razón :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, es una lucha que ya empieza a hacerse notar al menos. Pero queda mucho por hacer, y lo promero es dar visibilidad y normalizar una actitud de paternidad consciente y presente, como debería ser lo normal, y no como algo que aplaudir ;)
      Saludos

      Eliminar

Publicar un comentario