No es por ti, es por mí...

Yo soy el que tiene prisa. Yo soy el que tiene el reloj en la cabeza. Tic Tac Tic Tac detrás de los ojos. Yo soy el se pone de los nervios si te pones la camiseta o los zapatos al revés, si no te subes la cremallera, si no te abrochas el botón. Yo soy el que quiere que salgamos ya, el que quiere que estés preparado para salir ya.

Yo soy el que se desespera porque tu hermana tarda en acabarse la leche. Porque tu hermano quiere vestirse conmigo al lado. Yo soy el que tarda un segundo de más en darme cuenta y en pedirte perdón por tirarte del pelo al hacerte la coleta. Y en darte un beso para que me perdones, aunque no haga falta. Yo soy el que olvida estas cosas. El que deja que las prisas me hagan olvidar lo que realmente tengo que hacer. Lo que necesitáis.

Yo soy el que se olvida de lo importante que es ese Pikachu, ese dinosaurio, esa tarjeta. Lo importante que es irnos al cole con ese muñeco al que agarrarse. Iluso. Yo soy el que no se para a desear de verdad buenos días. Yo soy el …

Viernes dando la nota #236: Ruido y cadenas

Cortito y al pie. Hoy me ha dado por el ruido de fondo de nuevo. Mucho trabajo, y más ruido alrededor. Entre Ratos, Solbes, Deneuves, Zoidos, Forcadells, "Chicles" y Eme Punto Rajoys, seguimos en las mismas. Y sin avanzar. Como atascados en una eterna nevada en la AP-6; listos que van por ahí alegremente sin cadenas, y más listos que sin cadenas no serían nada. Nada mejor que elegir mi propio ruido y refugiarme en mis clásicos. Por ejemplo...

Lo malo que que tiene trabajar con los auriculares y con canciones que te aparten del ruido ajeno que te rodea, es que de vez en cuando te descubres perdido, tarareando, y hasta zapateando. Es un sinsentido. Intentas abstraerte y centrarte, y caes en tu propia trampa. Uno intenta concentrarse, pero de repente, ¡ZAS! Topas con un tema que no te deja pensar. Un ritmo, unos acordes o una melodía que te libera de las cadenas, te saca de la cueva, y te mete en una burbuja transparente. Levitar, levitar...

Lo de los propósitos para el año nuevo es otra trampa. De esas que caducan, pero ahí nos las ponemos, para caer cada año. Una de las metas que siempre tengo en mente es la de descubrir y escuchar –y compartir– nuevos sonidos y canciones, nueva música. Y aquí me tienes, con unas viejas amigas, de esas que nunca logras olvidar. Ni quiero. Es mi ruido personal, mis propias cadenas. La semana que viene, más. Sed libres.

¡Feliz #VDLN! ¡Y que la Fuerza os acompañe!
Síguenos en Facebook

Consigue aquí el código InLinkz.

Os dejo aquí directamente los códigos, tanto para Blogger como Wordpress. Si alguien necesita otro distinto, que no dude en pedírmelo.

BLOGGER, o WORDPRESS auto-hospedado (no wordpress.com):
Hospedado en WORDPRESS.COM:
Gracias a todos por participar. ¡Y a dar la nota!

Suscríbete por correo electrónico.

Comentarios

  1. Comentados y visitados. Primera vez q entro en este carnaval tan chulo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!! Y bienvenida! Siempre es una alegría tener gente nueva por aquí ;)

      Eliminar
  2. A mi muchas veces ponerme los cascos me hace desconectar demasiado...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a mí, y a mí... y créeme que a veces es una necesidad! ;)

      Eliminar
  3. Yo necesito desconectar para trabajar y prefiero mi "ruido" que el de los demás jajaja

    ResponderEliminar
  4. Todos tenemos esos temas a los que no podemos ni queremos renunciar... ¿y por qué deberíamos hacerlo?

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro! Nuestra propia colección personal, como una mochila sonora ;)

      Eliminar

Publicar un comentario