No es por ti, es por mí...

Yo soy el que tiene prisa. Yo soy el que tiene el reloj en la cabeza. Tic Tac Tic Tac detrás de los ojos. Yo soy el se pone de los nervios si te pones la camiseta o los zapatos al revés, si no te subes la cremallera, si no te abrochas el botón. Yo soy el que quiere que salgamos ya, el que quiere que estés preparado para salir ya.

Yo soy el que se desespera porque tu hermana tarda en acabarse la leche. Porque tu hermano quiere vestirse conmigo al lado. Yo soy el que tarda un segundo de más en darme cuenta y en pedirte perdón por tirarte del pelo al hacerte la coleta. Y en darte un beso para que me perdones, aunque no haga falta. Yo soy el que olvida estas cosas. El que deja que las prisas me hagan olvidar lo que realmente tengo que hacer. Lo que necesitáis.

Yo soy el que se olvida de lo importante que es ese Pikachu, ese dinosaurio, esa tarjeta. Lo importante que es irnos al cole con ese muñeco al que agarrarse. Iluso. Yo soy el que no se para a desear de verdad buenos días. Yo soy el …

Viernes dando la nota #231: Esto es lo que hay...

Cortito y al pie. ¿Recordáis lo de no complicarme? ¿Recordáis lo de simplificar? ¿Y lo de repetirme? Pues hay jueves que me llegan de sopetón y me dan de lleno en el mentón. KO técnico. Entre tarea y tarea, un par de teclazos, un par de next song, y un par de sorbos al sucedáneo de café de la oficina que mantenga bajo control la falta de sueño y la cefalea. Y la To-Do-List ni se inmuta. Ni puente ni puenta. Los días se llenan de tareas y de prisas, casi todo artificial, o impuesto, y no queda nada para hacer las cosas por gusto. Compras, mensajes, encargos, trabajo, llamadas... Se supone que el ritmo de vida que sufrimos es elección nuestra, o al menos eso se han encargado de hacernos creer sin pensar. El día que se nos escapen cinco minutos para poder darnos cuenta de la trampa, no sé qué ocurrirá. Seguro que un troll vendrá a chafarnos el instante de lucidez. Mientras, la ecetilcisteina y el ibuprofeno me asisten, y me sostienen.

No me hagáis mucho caso, ya desvarío. Doscientos treinta y un viernes, alguno tenía que salir rana. Las ganas de las que os hablaba la semana pasada, siguen ahí. O no, según se mire. Siguen sin aparecer. La semana que viene, más. Sed libres.

¡Feliz #VDLN! ¡Y que la Fuerza os acompañe!
Síguenos en Facebook

Consigue aquí el código InLinkz.

Os dejo aquí directamente los códigos, tanto para Blogger como Wordpress. Si alguien necesita otro distinto, que no dude en pedírmelo.

BLOGGER, o WORDPRESS auto-hospedado (no wordpress.com):
Hospedado en WORDPRESS.COM:
Gracias a todos por participar. ¡Y a dar la nota!

Suscríbete por correo electrónico.

Comentarios

  1. Super tema!!!! No lo había escuchado nunca interpretado por ellos... me ha encantado.
    Ánimo amigo. Un abrazo inmenso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Temazo! Es que Los Foo Fighters, sobre todo su batería, Taylor Hawkins, son fans totales de Queen.
      Hawkins tiene de hecho una banda propia, y otro poryecto en el que tocan mayormente versiones, muchas de Queen. Es un crack!
      Menudos baterías, Hawkins y Dave Grohl (que era el antiguo batería de Nirvana) ;)

      Eliminar

Publicar un comentario