No es por ti, es por mí...

Yo soy el que tiene prisa. Yo soy el que tiene el reloj en la cabeza. Tic Tac Tic Tac detrás de los ojos. Yo soy el se pone de los nervios si te pones la camiseta o los zapatos al revés, si no te subes la cremallera, si no te abrochas el botón. Yo soy el que quiere que salgamos ya, el que quiere que estés preparado para salir ya.

Yo soy el que se desespera porque tu hermana tarda en acabarse la leche. Porque tu hermano quiere vestirse conmigo al lado. Yo soy el que tarda un segundo de más en darme cuenta y en pedirte perdón por tirarte del pelo al hacerte la coleta. Y en darte un beso para que me perdones, aunque no haga falta. Yo soy el que olvida estas cosas. El que deja que las prisas me hagan olvidar lo que realmente tengo que hacer. Lo que necesitáis.

Yo soy el que se olvida de lo importante que es ese Pikachu, ese dinosaurio, esa tarjeta. Lo importante que es irnos al cole con ese muñeco al que agarrarse. Iluso. Yo soy el que no se para a desear de verdad buenos días. Yo soy el …

Viernes dando la nota #198: Cambios

Cortito y al pie. Es hora de ir cambiando. No sé muy bien qué ni cómo, pero necesito cambiar algunas cosas por aquí, y fuera de aquí. No cambios radicales, pero sí al menos abrir algunas ventanas y airear. Será la estación, las alergias, el calor, los primeros mosquitos, yo qué sé... No tengo jetlag, pero desde el cambio de hora estoy como con el paso cambiado. Sigo los horarios, nuestros ritmos circadianos, nuestras rutinas, pero siempre me falta tiempo para algo. Quizás deba subirme de una puñetera vez a un avión y quitarme un par de horas de enmedio, o quitarme un par de años de encima. Por el momento buscaré tiempo donde no lo hay para darle una vuelta al blog.


Tarde o temprano, siempre vuelvo a David Bowie. Puede que los cambios empiecen por un simple ajuste del diseño del blog, o por empeñarme en ir viendo series en mis ratos insomnes. O por poner un poco más de funk en mis sesiones musicales. Viendo Luke Cage esta última semana, me he enganchado al gran Charles Bradley. Pocos pueden darle al Changes de Black Sabbath un cambio como este. Impresionante.


Espero que al menos un poco de sonido negro sí haya sido un poco de aire fresco. Keep changing. La semana que viene, más. Sed libres.

¡Feliz #VDLN! ¡Y que la Fuerza os acompañe!
Síguenos en Facebook


Consigue aquí el código InLinkz.

Os dejo aquí directamente los códigos, tanto para Blogger como Wordpress. Si alguien necesita otro distinto, que no dude en pedírmelo.

BLOGGER, o WORDPRESS auto-hospedado (no wordpress.com):
Hospedado en WORDPRESS.COM:
Gracias a todos por participar. ¡Y a dar la nota!

Comentarios

  1. Ánimo con esos cambios. A veces es difícil dar el paso, pero cuando se hace... ¡ya no hay vuelta atrás!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, pues ya han pasado unos meses del 'cambio de look' del blog, y creo que ya casi nadie recuerda como era antes, por lo que doy la fase por superada ;)

      Eliminar
  2. La música muy buena, David Bowie era muy bueno, pero la segunda canción me ha gustado especialmente...Lo de los cambios...Ahí estoy yo, que no tengo tiempo pero tengo que hacer algo porque el diseño no me acaba de convencer...A ver cuando me pongo...Ánimo, seguro que das con lo que necesitas. Feliz #VDLN!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, al menos el blog ha cambiado de look, por algo se empieza ;)

      Eliminar
  3. A tope con los cambios JM, unas veces voluntarios, otras no tanto, pero soy de la opinión de que siempre son para mejor. Y ya si te subes a un avión y desconectas un poquito, ahi le pones la guinda la pastel! Feliz VDLN y felices cambios! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los cambios están en marcha, poco a poco. el primero, el cambio de look del blog. Y lo del avión, en unos días... ;)

      Eliminar
  4. Solo hay una cosa que puedes cambiar en el universo: tú mismo. Si lo consigues, el resto de cambios vienen solos.

    Feliz #VDLN

    ResponderEliminar
  5. Ánimo con esos cambios. A mi me dan cada pocos meses, y se acentúa con el maldito cambio de hora. Puedo volver a mi señor marido loco con los cambios en la casa.. jajaj Un abrazote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poco a poco, tampoco quiero volverme loco. Pero sí necesito otro ritmo ;)

      Eliminar
  6. Me cuestan tanto los cambios... ¡ánimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre cuestan. Pero a veces son inevitables, y otras muy necesarios ;)

      Eliminar
  7. Enhorabuena Pepe! Yo también me sumo a los cambios. Más receptiva a nuevas experiencias, conocer gente y tener más empatía por los demás. Últimamente estoy muy en la línea de Jodorowsky. "Lo que das, te lo das, lo que no das, te lo quitas! Feliz semana a esa familia preciosa que tienes, y en especial a mi maestra Jedi favorita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Los cambios son buenos, pero poco a poco ;)

      Eliminar
  8. Bien, has cambiado los ritmos y la música, sobre todo con Charles Bradley. Buena música.
    Feliz semana.

    ResponderEliminar
  9. Que sean para bien esos cambios, aunque sean leves. Ando en lo mismo, aunque en mi caso mucho más radicales. El sonido negro se agradece. Feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, no soy de cambios radicales. Poco a poco y cada cosa en su momento ;)

      Eliminar
  10. Los cambios son buenos, sobre todo si la fuente es uno mismo. Espero que tus cambios te lleven a donde quieres o necesitas estar :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues en ello estamos. A ver si tras el verano podemos cambiar el paso ;)

      Eliminar
  11. Los cambios son muy necesarios! Algunos si no vivimos cambiando nos achungamos. Buena semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo tuyo ya es otro nivel! Cada semana entro en tu blog a ver cómo me lo encuentro!!! xD

      Eliminar

Publicar un comentario