No es por ti, es por mí...

Yo soy el que tiene prisa. Yo soy el que tiene el reloj en la cabeza. Tic Tac Tic Tac detrás de los ojos. Yo soy el se pone de los nervios si te pones la camiseta o los zapatos al revés, si no te subes la cremallera, si no te abrochas el botón. Yo soy el que quiere que salgamos ya, el que quiere que estés preparado para salir ya.

Yo soy el que se desespera porque tu hermana tarda en acabarse la leche. Porque tu hermano quiere vestirse conmigo al lado. Yo soy el que tarda un segundo de más en darme cuenta y en pedirte perdón por tirarte del pelo al hacerte la coleta. Y en darte un beso para que me perdones, aunque no haga falta. Yo soy el que olvida estas cosas. El que deja que las prisas me hagan olvidar lo que realmente tengo que hacer. Lo que necesitáis.

Yo soy el que se olvida de lo importante que es ese Pikachu, ese dinosaurio, esa tarjeta. Lo importante que es irnos al cole con ese muñeco al que agarrarse. Iluso. Yo soy el que no se para a desear de verdad buenos días. Yo soy el …

La pequeña Leia y Marie Curie: Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia

La poca o nula visibilidad de mujeres científicas en la vida pública, y los estereotipos enquistados, producen un sesgo en contra de las mujeres para que desarrollen sus carreras como investigadoras y técnicas. La ausencia de figuras científicas femeninas en los medios de comunicación es en gran parte causante de la falta de interés de las niñas y adolescentes por la ciencia. Como decía la catedrática Adela Muñoz, pocas personas podrían nombrar ahora mismo a una científica brillante que no fuese Marie Curie.

Nuestra pequeña padawan ya tiene al menos a esa figura y ese referente, y alguno que otro más. A Leia le gusta leer. Y le gusta aprender, conocer, y le gusta ser una niña poderosa. Y a mí también, y me gustaría que fuera una mujer plena, feliz y poderosa. Tiene 5 años. Apoyo y ayuda míos y de la Maestra-Jedi no le va a faltar.


La ciencia y la igualdad de género son vitales para el desarrollo sostenible de la sociedad. Pero, ellas siguen enfrentándose a barreras que les impiden participar plenamente en ésta y otras muchas áreas y disciplinas. La probabilidad de que las estudiantes terminen una licenciatura, una maestría y un doctorado en alguna materia relacionada con la ciencia es del 18%, 8% y 2%, respectivamente, mientras que la probabilidad para los estudiantes masculinos es del 37%, 18% y 6%. Con el fin de lograr el acceso y la participación plena y equitativa en la ciencia para las mujeres y las niñas, y además para lograr la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y las niñas, Naciones Unidas decidió proclamar el 11 de febrero como el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia.

P.D.: Gracias eternas a Hedy Lamarr, por haber ideado sistemas de comunicaciones inalámbricas, precursores de nuestro Wi-Fi.

¡Que la Fuerza os acompañe!
Síguenos en Facebook.

Comentarios

  1. Me la como. ¡Qué bien leer! A mi peque, que tiene seis años, también le encanta leer. Es un gran día para recordar que las niñas pueden ser algo más que princesas. Mi peque quiere ser muchas cosas, escritora, maestra y policía, de vez en cuando arqueóloga. Y yo siempre le digo que podrá ser lo que quiera. Bastantes trabas le pondrá la vida. Yo espero que al final las consiga salvar todas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con nuestra ayuda seguro que será posible. Y queda mucho por cambiar y muchas trabas que romper ;)

      Eliminar

Publicar un comentario