Viernes dando la nota #203: Dylan

Cortito y al pie. Esta semana Bob Dylan cumple 76 años. En alguna ocasión he comentado que no es de mis artistas favoritos, y tengo que confesar que me he detenido nunca a leer o interpretar sus letras, ni a empaparme de sus discos. Nunca me llamó la atención, nunca me gustó especialmente Dylan. Claro que hasta él mismo dice cosas como "Yo sólo soy Bob Dylan cuando tengo que ser Bob Dylan. La mayor parte del tiempo quiero ser yo mismo". No sé si será la voz, o el estilo, no sé si será la época... "Yo no tengo una voz bonita. Yo no sé cantar bonito, y además no quiero". Al menos la actitud la tiene. Creo que de las canciones que le conozco –reconozco que no son muchas– me quedo con la historia tremenda de Hurricane Carter.

Seguramente muchos conoceréis y os gustarán temazos como el Blowin' in the wind, Forever young, Don't think twice it's all right, Mr. Tambourine Man, y tantas otras. Son himnos, canciones históricos, obras maestras. Pero no sé porqué,…

Yo soy padre

–Hola, me llamo José María, soy padre, tengo un blog sobre paternidad, y soy exhibicionista.
–¡Hola, José María!
No es la primera vez que empiezo así un texto, pero resulta que es la mejor forma de presentarme que se me ocurre. Rápido y al grano. Y ahora viene cuando os desarrollo todo lo que encierra esta presentación.

Aparte de papá, de bloguero, y de exhibicionista, soy un tipo con suerte. Llevo toda la vida improvisando, viviendo por instinto, y por avatares del destino, encontré a la mujer perfecta, la Maestra-Jedi, para darle sentido a todo. Y a finales de 2011 llegaron mis pequeños padawanes, llamémosles Luke y Leia, y le dieron otro vuelto a mi vida, el definitivo. Incluso como para acogerme a reducción de jornada para su crianza. Cualquier otra cosa en mi vida ha pasado a un segundo plano; ocio, sueño, trabajo, vida social… Todo ha quedado bajo una capa de invisibilidad como la de Harry Potter, la capa de mi Maestra-Jedi y de mis padawanes.

Lo de tener un blog como éste era un paso natural. Mi exhibicionismo hizo el resto. Al principio era un blog pequeño, muy personal, pero poco a poco, al cabo de unos meses, empezaron a llegar más visitas y visitantes de los que nunca pude imaginar. Una de las cosas que más ha hecho crecer el blog son las redes sociales. Es lo que lo mantiene vivo, y lo que me mantiene a mí al pie del cañón. Todo empezó a funcionar bien cuando empecé a recibir más feedback e interacción. Las personas y las ideas que he llegado a conocer en internet es algo que no se puede ponderar ni valorar. Hay personas que he conocido en las redes con las que tengo mucho más contacto y cercanía que el que tengo con otros que trato cara a cara a diario. Por simple afinidad de intereses. Algunos hasta los considero verdaderos amigos y amigas. Y además me trajeron algo que echaba en falta; encontrar a más blogs de papás en este mundo de mamás.

Esto me ha llevado a estar más involucrado en luchas y reivindicaciones que antes iba defendiendo de forma personal en el blog, como la conciliación –como el ebook sobre conciliación #Papiconcilia–, la paternidad igualitaria, la igualdad y la lucha contra el machismo, o la visibilización de los padres en la blogosfera maternal y en la crianza en general. Y lo que desde hace cerca de un año me tiene más motivado, involucrado e ilusionado es la creación de una comunidad que dé más visibilidad a esos padres que se involucran en la crianza, los Papás Blogueros. Los papás que tenemos blogs de paternidad ocupamos un espacio muy complicado, y aún tenemos que pelearnos por él, tanto en la blogosfera como en la vida real. Nos han educado y adoctrinado en el patriarcado y lo seguimos viviéndolo/sufriendo, en el machismo que nos impide disfrutar de la paternidad de la manera que algunos queremos. Pero en gran parte la responsabilidad de romper con él y abrir otros caminos es nuestra, de los propios hombres. Pero fíjate si soy un tipo con suerte, que me acompañan en esto el resto de compañeros de Papás Blogueros, y sobre todo, la Maestra-Jedi, la artífice de mi vida.

Los papás no somos madres, no hablamos de las mismas cosas, no las contamos igual, ni siquiera tenemos los mismos objetivos en muchas ocasiones. Pero somos parte de la fórmula que gira en torno a nuestros hijos e hijas, en su crianza, su educación, su cuidado y su futuro. Y esta es nuestra forma de luchar por la igualdad.


Y tú, ¿qué haces?

¡Que la Fuerza os acompañe!
Síguenos en Facebook.

Comentarios

  1. Feliz día papi!!!
    La fuerza está con vosotros!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Seguimos hablando, moviendo, dando visibilidad ;)

      Eliminar
  2. Excelente!!! Tienes esa facilidad para lograr que nos quedemos en tu espacio leyendo!!! Como siempre encantada!!! Ya nuestros pequeños tienen 5 años, que rápido pasa el tiempo, mi tesoro los cumplió el pasado mes. Encantada de encontrar padres blogueros!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Aquí estamos para eso, para dar visibilidad y normalizar la crianza por parte de los hombres, promoviendo la igualdad! Y cada día somos más, pero queda mucho por hacer ;)

      Eliminar

Publicar un comentario