No es por ti, es por mí...

Yo soy el que tiene prisa. Yo soy el que tiene el reloj en la cabeza. Tic Tac Tic Tac detrás de los ojos. Yo soy el se pone de los nervios si te pones la camiseta o los zapatos al revés, si no te subes la cremallera, si no te abrochas el botón. Yo soy el que quiere que salgamos ya, el que quiere que estés preparado para salir ya.

Yo soy el que se desespera porque tu hermana tarda en acabarse la leche. Porque tu hermano quiere vestirse conmigo al lado. Yo soy el que tarda un segundo de más en darme cuenta y en pedirte perdón por tirarte del pelo al hacerte la coleta. Y en darte un beso para que me perdones, aunque no haga falta. Yo soy el que olvida estas cosas. El que deja que las prisas me hagan olvidar lo que realmente tengo que hacer. Lo que necesitáis.

Yo soy el que se olvida de lo importante que es ese Pikachu, ese dinosaurio, esa tarjeta. Lo importante que es irnos al cole con ese muñeco al que agarrarse. Iluso. Yo soy el que no se para a desear de verdad buenos días. Yo soy el …

El WhatsApp del cole

Cosas que nunca pensé que haría #4

Retomo por fin esta sección. Sólo es la cuarta entrega, pero la verdad es que en estos años ha habido infinidad de cosas que nunca pensé que haría. Lo que ocurre es que muchas, casi todas, son simplezas que ni merece la pena comentar. Cosas que cualquier madre o padre hace casi todos los días sin pensarlo siquiera. Pero tan despistado estaba antes de ser padre acerca de la paternidad y sus consecuencias, que me parecía impensable que yo fuera a coger una coleta, colorear princesas, quedarme dormido acurrucado en una minicama, o comer restos de sandwiches de Nocilla.
O estar inmerso en conversaciones de WhatsApp entre 50 madres –y algún que otro padre– sobre dónde comprar goma EVA, o la merienda que toca mañana en el recreo. O sobre el paradero de los chaquetones, jerséis, sudaderas y demás prendas que se han ido extraviando a lo largo del curso. Que ríete tú de ese misterioso agujero negro que devuelve los calcetines desparejados en casa. Avisos de cumpleaños, notitas de la seño perdidas, recordatorios de horarios, menús semanales del comedor, organizar apoyo para excursiones y actividades... Temas recurrentes, cada cierto tiempo vuelven a aparecer en el grupo, no falla. Alguna vez hasta he sido yo mismo el que ha preguntado por la cazadora olvidada por Leia o Luke.

Y me parece estupendo, la verdad. es el uso más práctico y racional que le encuentro a los grupos de WhatsApp. Tengo que reconocer que he tenido suerte con estos grupos –recordad que los padawanes son mellizos, tengo dos grupos–, no he tenido disputas, malos rollos ni malos entendidos. Al contrario, siempre han servido para resolver las cuestiones escolares, y las extraescolares. Aunque para ello sean necesarios unos 250 mensajes, la mitad repetitivos.

Lo que no imaginaba es que sería yo el que creara y administrara los grupos. El curso pasado, que nos estrenábamos en esto de la escolarización de los peques, me lancé a ser delegado de clase –delegado en una y subdelegado en la otra, llámame loco–, y faltó tiempo tras la reunión de presentación en septiembre para que un grupo de madres me pidiera que montara ya el grupo del WhatsApp. Así que allí me vi yo, anotando todos los números de teléfono que pude, dando toques, recibiendo mensajes, actualizando agenda como un loco. Una mañana entera perdí sólo en gestionar tal cantidad de contactos nuevos. Y eso era tan solo el principio. A lo largo del curso no sé cuantas conversaciones, notificaciones, charlas, quejas, anécdotas, prendas perdidas –¡decenas!–, menús, actividades, imágenes virales –menos mal que el negro del wassap no fue el año pasado–, búsquedas de tejidos de colores y material, peticiones, cadenas solidarias...
Este año nos hemos mudado de municipio –un saludo a Agustín, mi sucesor en el cargo–, somos nuevos en el cole, así que tenemos nuevos grupos de WhatsApp. Ya hay delegadas que se encargan de todo. Y tengo que reconocer que es un alivio no tener que gestionarlo yo. El volumen de mensajes y conversaciones es mucho menor que el que teníamos el año anterior, pero aún así, de vez en cuando me encuentro con tal cantidad de notificaciones –de estos y de otros grupos–, que no puedo evitar pensar en qué hacíamos antes de que esta maldi práctica aplicación llegara a nuestras vidas para esclaviz mantenernos en contacto y puntualmente informados. Y además mantenemos la suerte de no hay ningún roce ni problema en ellos. Al contrario, tal como ocurrió el curso pasado, son todxs un encanto.

Y vosotros, ¿qué habéis hecho por –o con– vuestros hijos que nunca pensasteis que haríais?

¡Que la Fuerza os acompañe!
Síguenos en Facebook

P.S.: Los grupos de WhatsApp a veces son tan prácticos que hasta algún voto para los Premios Madresfera 2015 he pedido en los de este curso. No sé si algunos de las madres y padres de nuestro antiguo cole visita el blog, pero aprovecho para enviarles un saludo. Los peques se acuerdan de sus viejos compis y de sus antiguas seños. ;)

Comentarios

  1. Jijiji me has hecho reír. Yo tengo otra entrada preparada de los grupos de Whatsapp. También soy delegada como tú, de mis dos niñas. El grupo de la mayor no me ha dado nunca ningún problema, pero el de la peque... Esa es otra historia. Y es que los padres a veces somos de lo que no hay.
    Me ha encantado tu entrada porque me he visto representada creando los grupos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deseando estoy de leerte. Parece que está de moda, porque me encuentro este tema en muchas partes esta semana. ;) Suerte con tus grupos. Y paciencia!! ^_^

      Eliminar
  2. Muchas muchas cosas... pero lo peor: vivo en Alemania desde hace dos años, puedo hablar y entender el alemán... pero tampoco tanto!! En la última reunión del cole quedé como subdelagada!!jajaja y eso que aclaré que no entieno todo! Pero se ve que no tenían a nadie mejor :( De todas formas me viene genial para practicar el idioma!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso sí que es verle la parte positiva!!! xDDD Suerte! y paciencia!! ;)

      Eliminar
  3. ¡Qué suerte has tenido con tus grupos de padres! Nosotros tenemos dos: el de la mayor, por fin se ha limitado a realizar su cometido, que es hablar de las cosas del cole. Pero el de la pequeña... madre mía. Es un mundo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es tremendo. De vez en cuando se descontrolan, pero en general no hay mal rollo, ha habido suerte! ;)

      Eliminar
  4. Jjajajaja por supuesto que hemos caído en casa en ese mundillo "guasa"! Para nosotros es imprescindible, pues el peque no cuenta ni retiene los mensajes del profe como los demás niños (ya esta en primaria), y gracias a las demás madres me entero de lo que pasa en clase, cuando tienen examen, o se ha pedido a los niños que hagan. Sobre todo el día que falta por las terapias. Para mi es una gran ayuda!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pufff... Me imagino. En infantil tampoco nos enteramos de demasiado, hay que sacarles las cosas con sacacorchos, sobre todo al niño. Si es una herramienta útil, lo malo es no utilizarla correcta y moderadamente ;)

      Eliminar
  5. Jajaja, aún no estoy en grupos de whatssap pq no va al cole mi Rosquis, xo con el de los bloggers de cine y el de Maternidad y Paternidad ya me parece bastante ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. AyÇ! Pues eso no es nada, jamía! Yo tengo 2 del cole (el año pasado también el de los delegados), 4 o 5 de blogueros, 2 familiares, 2 de antiguos compañeros, uno del curro, otro de amiguetes... La mayoría silenciados, y cada vez que entro tengo que pedir un resumen xDDD

      Eliminar
  6. Yo te puedo decir ahora que no quiero ser la delegada del grupo de Cronopio porque no podría lidiar con 12 madres hablando al mismo tiempo de temas tan trascendentales. Seguro en un año te escribo diciéndote que soy la feliz delegada. Saludos!


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja!!! Pues no sé cómo serán, pero en el cole de los míos la ratio es de 25, así que no te digo ná y te lo digo tó!!! xDDD

      Eliminar
  7. Un saludo Jose María, como bien sabes te sigo fielmente todos los viernes de incógnito...
    ¡Invento del Diablo el Whatsapp!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Endemoniado whatsapp!!! xD Una alegría que te hallas animado a entrar y comentar! Saluda a todos de mi parte!!! Espero que todo siga bien! ;)

      Eliminar
  8. Pues que la fuerza te acompañe jejeje en el whastapp del cole de Cangrejito si que ha habido jaleos si jajaja aún hay padres que no me saludan jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejeje Es tremendo! Conozco otros casos, incluso de grupos paralelos, por grupos que ni se hablan!! Si es que somos peores que los niños!!!

      Eliminar
  9. Odio! Odio! Odio! al Whatsapp! En la reunión del cole lo primero que dijeron es que desaconsejaban esta práctica, porque se han encontrado con muchos problemas y malentendidos. a la semana siguiente nos dan una lista con todos los nombnres, teléfonos y direcciones de las demás familias (hola protección de datos????) pues no había ni llegado a casa que una ya había creado el grupo de whatsapp :S En fin, no se si acabaré como delegada otro año y creandolo yo (lo dudo) xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso lo he he escuchado en más de una ocasión. La verdad es que el problema es la gente, no la herramienta, y si va a haber problemas entre familias, da igual que haya grupo de wassap o no. Pero, si, la verdad es que cuando te toca un grupo así, es horrible

      Eliminar
  10. Un tema peliagudo... Pero estoy totalmente a favor. Aunque obviamente nos puede pasar de todo con este uso lleno de gente con necesidad de unas Buenas Prácticas 2.0 y ya no te digo de la falta de educación en general...depende de la suerte que te toque habrá armonía o no.. Por lo que veo has tenido y tienes suerte! Aprovéchalo, sobretodo lo de no tener responsabilidades de delegado y estas cosas ^.^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, es lo que digo. El problema es la gente, no la herramienta. Lo que ocurre es que por la herramienta, hay saturación y exceso de información. No hace falta estar charlando de cosas triviales tooooodos los días a todas horas.

      Eliminar
  11. Yo tb tengo dos, el de mi rubia genial, hay muy buen rollo con el grupo, y más de una vez hablamos de otra cosa que no sean niños, pq nos conocemos mucho (desde pequeñas), en el otro nos limitamos a temas guarde.
    Y por otra parte tengo tropecientos grupos, pero en todos tenemos un uso modero.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ufff.... Pues yo tengo alguno que me trae loco. Los del cole van más tranquilos, pero hay alguno por ahí de papasblogueros que... xDDD

      Eliminar
  12. Hace tiempo escribí un post sobre cosas que no pensaba hacer cuando fuera madre.... http://wp.me/p5pjQ3-4i Mis grupos de whatsapp han pasado ya por varias fases, supongo que es normal según van creciendo las enanas. En general me dan pereza pero la verdad es que te sacan de más de un apuro!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mujer, su utilidad sí que tienen, lo malo es cuando los que los usamos nos desmadramos. Me incluyo por educación, pero hace semanas que ni comento en los grupos del cole ;)

      Eliminar
  13. Yo he sido muchos años el único padre en el Whatsapp jajaja te entiendo, ahora, no me han pillado para nada más jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, lo de los varones padres involucrados en la vida escolar es una cosa tremenda... No avanzamos

      Eliminar
  14. Aunque tengo Whats App casi nunca lo uso. Se me olvida chequearlo. La idea de un grupo de padres me encanto. Creo que lo pondré en practica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero úsalo con cabeza, que tiene mucho peligro!! xDD

      Eliminar
  15. Ay!! el dichoso wassap del cole, yo llevo tres años y lo que me queda, y este año otro grupo mas, el de la peque.
    Hay que tener un cuidado, porque no veas lo mal entendidos que se crean y .los malos rollos que hay a veces...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, hay que andarse con cuidado. Yo este año iuso el método 'Stalker': entro, miro los mensajes en lectura vertical, rápida, y si no hay algo importante como un documento o un aviso de las delegadas, me salgo sin hacer el más mínimo ruido... :P

      Eliminar

Publicar un comentario