Viernes dando la nota #203: Dylan

Cortito y al pie. Esta semana Bob Dylan cumple 76 años. En alguna ocasión he comentado que no es de mis artistas favoritos, y tengo que confesar que me he detenido nunca a leer o interpretar sus letras, ni a empaparme de sus discos. Nunca me llamó la atención, nunca me gustó especialmente Dylan. Claro que hasta él mismo dice cosas como "Yo sólo soy Bob Dylan cuando tengo que ser Bob Dylan. La mayor parte del tiempo quiero ser yo mismo". No sé si será la voz, o el estilo, no sé si será la época... "Yo no tengo una voz bonita. Yo no sé cantar bonito, y además no quiero". Al menos la actitud la tiene. Creo que de las canciones que le conozco –reconozco que no son muchas– me quedo con la historia tremenda de Hurricane Carter.

Seguramente muchos conoceréis y os gustarán temazos como el Blowin' in the wind, Forever young, Don't think twice it's all right, Mr. Tambourine Man, y tantas otras. Son himnos, canciones históricos, obras maestras. Pero no sé porqué,…

"Seño, ¡Luke sabe hablar!"

Como sabéis, tengo algunos temas pendientes en al blog. Uno de ellos es hacer una pequeña recapitulación de cómo nos fue el curso pasado en casa de los padawanes, el primer curso escolar de los peques. Pero este verano ha sido una etapa de cambios. Muchos. Empezando por el cambio de casa, una nueva Academia Jedi.

Mudarnos a una nueva localidad, aun siendo a pocos kilómetros, supone muchas cosas, muchos cambios. Desde los hábitos y rutinas en un nuevo espacio donde aún te cuesta encontrarlo todo, hasta cambiar la dirección de entrega para los pedidos de Amazon. Pasando por cambiar de colegio. Quizás éste sea el más importante, sobre todo porque son los pequeños los que lo sufren experimentan. Si ya es delicada una vuelta al cole, todo se puede complicar más para ellos si además se trata de un nuevo centro, con niños a los que aún no conocen, ni seños que les aporten tranquilidad y confianza desde el primer día.
Una de las cosas que me gustan de este nuevo colegio es que puedo acompañar a los niños hasta la misma puerta del aula, y despedirme tranquilamente de ellos. Lo mismo ocurre al recogerlos, lo que me permite a mí y al resto de madres y padres saludar a las maestras y comentar brevemente cualquier cuestión con ellas. Tras la primera semana de clases, las seños ya van conociendo a los peques, y me cuentan cómo van integrándose los padawanes. Al pequeño Luke estos cambios y todas estas novedades le están costando un poco. Lo acompaño hasta la puerta, y aunque no llora, entra en clase a regañadientes, pero se queda parado tras el umbral. No conoce a ningún niño aún, casi ni a la nueva seño. Luego tampoco cuenta mucho, como siempre, pero deja claro que no le gusta el cole.

El último viernes, al recoger de clase a Luke, la seño me comenta que el día ha ido bastante mejor, que el pequeño ha estado más contento, y que incluso ha jugando con los demás con unos coches. Luego me cuenta que uno de los niños se ha acercado a ella y le ha dicho sorprendido: –"¡Seño! ¡'Luke' sabe hablar!".

Se me ha caído el alma a los pies.

¡Que la Fuerza os acompañe!
Síguenos en Facebook.

Comentarios

  1. Poco a poco guapo, los niños son más fuertes de lo que pensamos y en nada este cambio será pan comido 😉
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso seguro, son más fuertes y más capaces de lo que nos creemos, siempre protegiéndolos... pero me da una penita pensar en cómo se sentirá en los malos ratos en clase!! >.< Ya cada día va mejorando, según me comenta la seño ;)
      Besos (y vuelve ya, copón!)

      Eliminar
  2. Ay, pero qué penita el pequeño Luke. Pero ya verás como pronto tienes ese alma por las nubes. Ánimo compañero. ¡Y ánimo a ese pequeñajo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, si soy consciente de que es cuestión de tiempo, y son más fuertes de lo que pensamos, pero mientras se normaliza la situación y va cogiendo confianza, me da una penita dejarlo en el cole... ;)
      Gracias, crack!

      Eliminar
  3. ¡Qué lindo! Seguro que ese colegio estará menos masificado que uno de Sevilla capital. Yo los llevo a un cole rural y estoy encantada por la cercanía con los profes, con los padres de otros niños y con los mismos niños. A la larga, todo son ventajas...Poco a poco. Todavía estamos en septiembre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te creas, los 25 niñxs por aula no los quita nadie. :/
      En cercanía sí hemos mejorado, creo, las seños y las clases son más accesibles por ahora.Ya veremos cómo va. Por el momento parece que el pequeño se va adaptando, a ver si va haciendo amigos ;)

      Eliminar
  4. Es una etapa de cambios. Cada niño tiene su propio ritmo. La cercanía con los profesores es bueno, así te mantienes informados de algún cambio que requiera tu atención. Mis gemelos el prox. año hacen ya su transición a la secundaria O_O ya te contaré. Que gusto leerte fuera de los VDLN ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, últimamente hago pocos post que no sean fotos o música, a ver si me pongo las pilas con mis temas partenales ;)
      Suerte con tus peques ;)

      Eliminar
  5. Oh! me derrito! pobrecillos... pero no te preocupes, los niños se adaptan en seguida :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, el asunto va mejorando, poco a poco está más contento en el cole. Es increíble la capacidad de adaptación que tienen. Son asombrosos ;)

      Eliminar

Publicar un comentario