jueves, 11 de junio de 2015

Varicela

No, esta entrada no va sobre vacunas. Entre otras cosas porque soy bastante taliban con respecto a ese tema, y no voy a empezar un debate que debería estar ya más que superado, y en el que nadie cambia de opinión hasta que sufre –o muere– un inocente. No, esta entrada va de los pequeños malabarismos y de cómo nos la estamos apañando en casa, la Academa-Jedi, con los mellizos y la varicela.

La semana pasada, a la pequeña Leia le surgieron pupas por gran parte del cuerpo, y no hizo falta acudir al Templo Jedi para saber a lo que nos enfrentábamos. Ya habíamos tenido algunos casos en el cole de los padawanes, y las pupas son lo suficientemente reconocibles. A la mañana siguiente acudimos al pediatra, y nos planteamos cómo pasar la semana o quincena que durara la dolencia. Un jarabe para el picor, nada de polvos de talco o talquistina –es contraproducente, pese a que fue lo primero que se me ocurrió usar–, nada de sol o humedad, duchas y secado rápido sin frotar con la toalla, uñas cortas y limadas, y claro, evitar rascarse. Y adiestrarse en los caminos de la Paciencia. Menos mal que la pequeña padawan es una aprendiz increíble, y lo lleva estupendamente.
El "problema" que nos crea es más bien de logística –o de conciliación, directamente–. El pequeño Luke parece estar a salvo de momento, y lo mantenemos bajo vigilancia. Así que hay que llevarlo y recogerlo del colegio. Pero no puedo dejar a Leia sola, así que vamos todos juntos. Luego la peque pasa toda la mañana conmigo, inventándonos formas de divertirnos durante las cinco horas juntos, lo que es genial, pero también agotador. Echaba mucho de menos cuando estaban por las mañanas conmigo antes de empezar el cole. Pero lo que han ganado en autonomía también lo han ido ganando en exigencia. Jugamos con los Playmobil, dibujamos y coloreamos una y otra vez, bailamos rock n' roll, vemos juntos los dibujos, o hacemos juntos alguna que otra compra. Luego hay que ir a recoger a Luke al colegio, recorriendo el camino de sombra en sombra, en modo ninja. Y de vuelta a casa para comer, hasta que llega el relevo y se quedan con la Maestra-Jedi mientras yo me voy a descantrabajar.

Mi madre me cuenta que cuando de niños mi hermano y yo pasamos las paperas, nos metía a los tres en la cama para que contagiáramos también a mi hermana pequeña. Pero se libró. Ahora no vamos a jugar con la varicela, pero lo más normal es que el pequeño Luke acabe contagiado en cuestión de días. Lo que no tengo tan claro es si, en caso de que ocurra, sería mejor que hubiera coincidido con su hermana, lo que hubiera sido una auténtica paliza con los dos en casa, o que la pase dentro de unos días, y así volver a pasar todo el proceso con él. Y así poder disfrutarlo todas las mañanas. Y también terminar agotado. Más me vale que la Fuerza me acompañe...

¡Que la Fuerza os acompañe!
Síguenos en Facebook.

14 comentarios:

  1. La varicela es un rollo para los niños y también para los padres. Vigilar que no se rasquen se hace pesado pero vale la pena para evitarles cicatrices. Mi hijo pequeño se libró, pero cuando vaya al cole seguro que la pilla.
    Esperemos que Luke se libre, cuanto más mayor la pase (de niño) mejor.
    Ánimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no, no se libró. Y la pilló aún más virulenta. Ya está terminando de pasarla, y le quedan pocas pupas, pero alguna marquita le ha quedado ;) En fin, un mes agotador ^_^

      Eliminar
  2. Pobreta! Que pena cuando estan malitos.. Espero que lo pase pronto.. Que la fuerza te acompañe!! XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, han estado malitos, pero apenas se les ha notado, salvo por las pupas y las postillas, porque no han parado quietos!!! Qué agotadores!!!! xDDD

      Eliminar
  3. Oohhh! Pobre mía... En el cole de los míos también hay varicela, pero por ahora (toco madera) no nos ha tocado.
    Paciencia y besitos!!

    ResponderEliminar
  4. Hola. que la fuerza os acompañe-. Seguro que el hermano se contagia-- cuanto antes la pase mejor.. paciencia... seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, se contagió, y más fuerte aún. El pobre se cubrió de pupas por todo el cuerpo. Ya la está pasando, pero ha sido un mes agotador!! ^_^

      Eliminar
  5. Ufff... Que agotador!!! Ánimo!!!
    Es verdad que antes pasaban así las enfermedades, todos juntos en comuna. Yo no se si es mejor, porque asi la pasan todos juntos o es una crueldad contagiarles a propósito cuando es probable que se libren...
    Paciencia!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, tratándose de enfermedades 'manejables', tampoco hay que dramatizar, pero claro, hay que andarse con cuidado. Al final Luke cayó, 10 días después. Así que ahora estamos libres de virus!! ;)

      Eliminar
  6. Bueno, pero la han pasado estupendamente y sin complicaciones, ahora una cosa menos de que preocuparse! Ya no hay miedo de contagiarse o de como la llevarían! Ni de que la pasen de mayores! Yo la pase hace 4 años con mi niño, y no me hizo mucha gracia...jejejeje Mucha salud!! Y a disfrutar de las vacaciones que ya estan aqui!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay! La vacaciones!!! Ya os contaré nuestras vacaciones!!! ;)
      #HabemusMudanza

      Eliminar
  7. Buenaaaa!! Me he topado con tu blog por casualidad jejeje :P Que horror, la varicela es lo peor, se pasa fatal, te pica pero si te rascas es peor te pica más y más y es un círculo vicioso de donde no puedes salir. La verdad es que yo la tuve de mayorcita y es horrible, y me pasa casi igual cuando me pican los mosquitos, porque les tengo alergia y se me crean ronchones y me pica mucho y mucho y me rasco y me hago herida y moradura y de todo jejejejeje :D A ver si al nene no le da, aunque probablemente si le de :p

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, yo también la pasé mayor, con 15 o 16 años, y fue un espanto! Menos mal que tan pequeños casi ni se enteran como no les dé fiebre. Ya la han pasado los dos! ;)

      Eliminar