No es por ti, es por mí...

Yo soy el que tiene prisa. Yo soy el que tiene el reloj en la cabeza. Tic Tac Tic Tac detrás de los ojos. Yo soy el se pone de los nervios si te pones la camiseta o los zapatos al revés, si no te subes la cremallera, si no te abrochas el botón. Yo soy el que quiere que salgamos ya, el que quiere que estés preparado para salir ya.

Yo soy el que se desespera porque tu hermana tarda en acabarse la leche. Porque tu hermano quiere vestirse conmigo al lado. Yo soy el que tarda un segundo de más en darme cuenta y en pedirte perdón por tirarte del pelo al hacerte la coleta. Y en darte un beso para que me perdones, aunque no haga falta. Yo soy el que olvida estas cosas. El que deja que las prisas me hagan olvidar lo que realmente tengo que hacer. Lo que necesitáis.

Yo soy el que se olvida de lo importante que es ese Pikachu, ese dinosaurio, esa tarjeta. Lo importante que es irnos al cole con ese muñeco al que agarrarse. Iluso. Yo soy el que no se para a desear de verdad buenos días. Yo soy el …

#HoyLeemos: Una mañana de cuentos

En casa somos muy de cuentos y de leer. Cada noche, los padawanes eligen el que quieren para antes de dormir. Pero no habíamos tenido ocasión de participar del #HoyLeemos, una iniciativa genial que conocimos gracias a Carmen, La Gallina Pintadita y Ara de La Colina de Puck. A ver si pronto ponemos solución a eso.
Este sábado pasado, Carmen y Ara, junto a otrxs colaboradorxs y apasionadxs de los cuentos, organizaron el Primer Encuentro #HoyLeemos Sevilla, en un lugar genial, La Esquina Azul. Cuando llegamos nos encontramos un rincón lleno de cuentos, de libros, de niños y niñas, y de padres y madres. Había mucha gente. Y no sé decir quién tenía las caras más felices. Pilar Redondo dio un taller para padres y madres cuenteras, "Equipaje para una contada", y un taller creativo para los más pequeños, con el "Pasen y vean" de Raúl NGuridi con las chicas de Atelier Talleres. Y el genial Nacho Terceño como cuentacuentos con el que cerraron la jornada y todos lo pasamos en grande.
Los padawanes y yo llegamos a media mañana –cosas de la logística con mellizos–, y al principio los peques no estaban muy por la labor, pero en cuestión de cinco minutos ya estaban riendo, hojeando cuentos y aplaudiendo al cuentacuentos como locos. Al poco de llegar, Luke ya había elegido el cuento que quería llevarse a casa, y con el que ya llevamos dos noches. Y era difícil escoger entre los stands con mucho encanto de Cocorota y El Oso y Su Libro, patrocinadores del evento. Entre las colaboraciones, había material cedido por las editoriales Combel- Casals, La Guarida, Picarona, Canicabooks, Kalandraka, Grupo Edebé, Takatuka, Pastel de Luna, Boolino, Heron and Bear, Lata de Sal, Libre Albedrío, NubeOcho, Rayuela, y Tres Tristes Tigres. Mucho y bueno donde elegir. Yo también me llevé algo, un libro de origami para practicar y jugar con los peques. Y Leia acabó pintada como una gatita preciosa, con el arte de Cris Ranita de Froggies.
Resumiendo: los peques disfrutaron con una actividad distinta, saludamos y conocimos a gente estupenda, nos llevamos nuevas lecturas y aventuras a casa, pasamos una mañana genial, con una gente genial, en la que entre cuentos y amigos, lo pasamos en grande. Es la magia de las cosas que se hacen con tanto cariño.
Ahora, a seguir leyendo. ¿Tienes algún cuento que quieras recomendarnos para #hoyleemos?

¡Que la Fuerza os acompañe!
Síguenos en Facebook.

Comentarios

  1. ¡Oooooh! Siempre me entero tarde de las cosas, aunque el sábado tenía ensayo general de Ballet y fiesta de fin de curso del cole, así que muy bien no nos venía.

    Nosotros somos también muy de leer, cada noche un cuento, ya he hablado de algunos en el blog http://tangdenaranja.es/category/lectura/ (¡SPAM, SPAM!)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario