No es por ti, es por mí...

Yo soy el que tiene prisa. Yo soy el que tiene el reloj en la cabeza. Tic Tac Tic Tac detrás de los ojos. Yo soy el se pone de los nervios si te pones la camiseta o los zapatos al revés, si no te subes la cremallera, si no te abrochas el botón. Yo soy el que quiere que salgamos ya, el que quiere que estés preparado para salir ya.

Yo soy el que se desespera porque tu hermana tarda en acabarse la leche. Porque tu hermano quiere vestirse conmigo al lado. Yo soy el que tarda un segundo de más en darme cuenta y en pedirte perdón por tirarte del pelo al hacerte la coleta. Y en darte un beso para que me perdones, aunque no haga falta. Yo soy el que olvida estas cosas. El que deja que las prisas me hagan olvidar lo que realmente tengo que hacer. Lo que necesitáis.

Yo soy el que se olvida de lo importante que es ese Pikachu, ese dinosaurio, esa tarjeta. Lo importante que es irnos al cole con ese muñeco al que agarrarse. Iluso. Yo soy el que no se para a desear de verdad buenos días. Yo soy el …

25 de mayo. Live long and prosper!

Hoy es 25 de mayo, la fecha en la que desde hace ya 8 años celebramos el Día del Orgullo Friki. Desde que al Señor Buebo se le ocurriera festejar la onomástica del estreno en el 77 de 'La Guerra de las Galaxias', como la conoce todo el mundo, o 'Star Wars Episodio IV: una nueva esperanza', que es como se llama realmente la película. Resulta que también en esa fecha, pero en el 83, se estrenó 'Star Wars Episodio VI: el retorno del Jedi'. Pero mucha gente (muchos geeks) lo que celebramos, desde algunos años antes, es el Día de la Toalla, en honor a Douglas Adams, autor de la 'Guía del autoestopista galáctico'.

Y hasta aquí la teoría.
Hace unos años, el hecho de que te gustaran los cómics, o las pelis del espacio o de superhéroes, o los juegos de rol, o los libros de dragones y brujerías, o los videojuegos, o aquellos primeros ordenadores de 48 o 128 Ks, o series bizarras de la TV, o varias de estas cosas, o todas juntas y a la vez, era suficiente para que te tacharan de bicho raro, de friki. Hoy en día, la acepción despectiva del término aún se mantiene, y hay gente que incluso asocia con friki hasta a los esperpénticos personajillos que pululan por la telebasura de TeleCinco, por ejemplo.

Hay mucha gente que no entiende cómo, a mis 40 años, pueden apasionarme Star Wars, Kill Bill y Alien, la Marvel, Bruguera y DC, los dibujos animados y el manga, Canción de Hielo y Fuego, Hyperion y la DrangonLance, J.J. Abrams, Christopher Nolan, Tarantino y Joss Whedon, Firaxis, Konami y EA, android, las redes sociales, y tantas y tantas cosas. Yo lo que no entiendo es cómo, a la edad que tienen algunos, no ven que todo eso es riqueza. Es cultura, conocimiento, felicidad, variedad, diversión, imaginación, sueños. RI-QUE-ZA.

Hoy he pasado un rato pensando en qué camiseta ponerme (aparte de la toalla), y finalmente la elección ha sido esta:
Y esta tarde, para celebrar el día, he puesto la edición en Blu-Ray del 'Episodio IV. Una Nueva Esperanza' en casa mientras jugábamos con los niños, los pequeños Luke y Leia. Poco a poco mi Maestra-Jedi (¡una santa!) va entendiéndome y respetándome en estos gustos y aficiones, vamos añadiendo series a nuestros gustos comunes, incluso algún libro, y pelis. La última camiseta que le compramos a Luke fue una de Batman, y de milagro no me traigo también la de Superman. Y estamos deseando ir compartiendo con nuestros pequeños esos placeres, culpables o no. Aportándoles lo que podamos de esa riqueza. Porque serán frikadas, nuestras frikadas, pero son frikadas que aportan. Ya tendrán tiempo de tener las suyas propias.

Aún son muy pequeños, pero, parafraseando a Darth 'Yo_soy_tu_padre' Vader, "The Force is strong with this ones". Y parafraseando a Obi-Wan 'no_me_cambio_el_apellido_para_que_no_me_encuentren' Kenobi, "May The Force be with you, always".
Don't panic! And thanks for all the fish. ;)

¡Feliz Día de la Toalla, y Feliz Día del Orgullo, frikis!
¡Y que la Fuerza os acompañe!

Comentarios

Publicar un comentario