No es por ti, es por mí...

Yo soy el que tiene prisa. Yo soy el que tiene el reloj en la cabeza. Tic Tac Tic Tac detrás de los ojos. Yo soy el se pone de los nervios si te pones la camiseta o los zapatos al revés, si no te subes la cremallera, si no te abrochas el botón. Yo soy el que quiere que salgamos ya, el que quiere que estés preparado para salir ya.

Yo soy el que se desespera porque tu hermana tarda en acabarse la leche. Porque tu hermano quiere vestirse conmigo al lado. Yo soy el que tarda un segundo de más en darme cuenta y en pedirte perdón por tirarte del pelo al hacerte la coleta. Y en darte un beso para que me perdones, aunque no haga falta. Yo soy el que olvida estas cosas. El que deja que las prisas me hagan olvidar lo que realmente tengo que hacer. Lo que necesitáis.

Yo soy el que se olvida de lo importante que es ese Pikachu, ese dinosaurio, esa tarjeta. Lo importante que es irnos al cole con ese muñeco al que agarrarse. Iluso. Yo soy el que no se para a desear de verdad buenos días. Yo soy el …

Viernes dando la nota #222: Esperpento

Esta semana podría publicar este post en blanco, y sería más sensato que la mayoría de las cosas que veo y leo y escucho últimamente. Berto lo reduce todo al absurdo, que es lo mejor que se puede hacer con las cuestiones que son totalmente absurdas. Yo sigo en blanco, y lo veo todo muy negro.

Todo un esperpento. No es la primera vez que un cómico es capaz con un monólogo, un chiste o un gag superar en inteligencia y dialéctica a quienes se supone que deberían estar pilotando las naves. Ni será la última, todos somos testigos de la inutilidad, incompetencia y hasta maldad de sus señorías. Podrá ser simple populismo, buscar el aplauso fácil apelando a la empatía y a los sentimientos, pero como se decía en mi juventud, "mejor eso que estar por ahí robando". Mantener el –buen– humor se está convirtiendo en un acto de heroísmo. A menudo hay que recurrir también a la música para inspirarse, inspirar y espirar. Y a veces te encuentras –en nuestra televisión, ¡oh, milagro!– el lote completo en el mismo programa. Heroico.

La semana que viene... Miedo me da... La semana que viene, más. Sed libres.

¡Feliz #VDLN! ¡Y que la Fuerza os acompañe!
Síguenos en Facebook

Consigue aquí el código InLinkz.

Os dejo aquí directamente los códigos, tanto para Blogger como Wordpress. Si alguien necesita otro distinto, que no dude en pedírmelo.

BLOGGER, o WORDPRESS auto-hospedado (no wordpress.com):
Hospedado en WORDPRESS.COM:
Gracias a todos por participar. ¡Y a dar la nota!

Suscríbete por correo electrónico.

Comentarios

  1. Me encanta Late Motiv, pero es que además Berto es muy grande, estuvo genial. Y acabar el programa con ese pedazo de artistas que tienen por orquesta...Yo también vi el programa y me encantó que hiciera la metáfora con sus hijos, y que no quisiera alargar más el monólogo. Es brillante, me encanta que lo hayas puesto en tu #VDLN y te agradezco la empatía, no sabía que escribir un blog me iba a llevar a conocer gente maravillosa como he conocido, GRACIAS.

    ResponderEliminar
  2. Toda la razón del mundo. A veces no sé dónde quedan las palabras RESPETO, TOLERANCIA Y EMPATÍA...aunque yo personalmente no estoy para nada de acuerdo con los nacionalismos ni le veo sentido en un mundo tan globalizado como en el que vivimos...Lo veo anacrónico, de otro tiempo...

    ResponderEliminar
  3. Pues para poder haberlo dejado en blanco, el resultado es muy bueno. El monologo de Berto es genial. Ojala se vengan abajo estos radicalismos que están despuentando de una y otra parte y pueda haber una solucion pacifica y con cordura. Buena semana!

    ResponderEliminar
  4. Qué difícil parece ser todo últimamente! …y obvio que da miedo, y mucho. Espero de todo corazón que las cosas encuentren su cauce, sin hacer más daño que el de hasta ahora.

    Un beso y serena semana.

    ResponderEliminar
  5. Si te digo que estuve a punto de poner este tema. La única duda era si la original cantada por David Bowie o alguna versión. Comparto tus temores y la misma perplejidad que Berto.
    Esperemos feliz semana y que dejemos de escuchar en los medios el mismo monotema, aunque lo veo difícil porque sirve para tapar otros problemas quizás más importantes pero menos patrióticos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario