No es por ti, es por mí...

Yo soy el que tiene prisa. Yo soy el que tiene el reloj en la cabeza. Tic Tac Tic Tac detrás de los ojos. Yo soy el se pone de los nervios si te pones la camiseta o los zapatos al revés, si no te subes la cremallera, si no te abrochas el botón. Yo soy el que quiere que salgamos ya, el que quiere que estés preparado para salir ya.

Yo soy el que se desespera porque tu hermana tarda en acabarse la leche. Porque tu hermano quiere vestirse conmigo al lado. Yo soy el que tarda un segundo de más en darme cuenta y en pedirte perdón por tirarte del pelo al hacerte la coleta. Y en darte un beso para que me perdones, aunque no haga falta. Yo soy el que olvida estas cosas. El que deja que las prisas me hagan olvidar lo que realmente tengo que hacer. Lo que necesitáis.

Yo soy el que se olvida de lo importante que es ese Pikachu, ese dinosaurio, esa tarjeta. Lo importante que es irnos al cole con ese muñeco al que agarrarse. Iluso. Yo soy el que no se para a desear de verdad buenos días. Yo soy el …

Viernes dando la nota #52: Parecidos razonables

U2 - Numb / Muse - Madness /
Muse+The Edge - Where The Streets Have No Name


Durante el año pasado comenté en más de una ocasión que lo único que no me aburría de las retransmisiones por televisión del Mundial de Fórmula 1 eran las cortinillas de entrada y salida de publicidad. Más en concreto, la música que eligieron para ellas. Se trataba de "Numb", un tema TEMAZO de los irlandeses U2. Aparecía en el álbum de 1993, Zooropa, y fue lanzada como el primer single del disco. La canción es un monótono mantra hablado por The Edge con varios efectos de sonido y samples. Es chocante, si la comparas con el resto de grandes éxitos de U2, y no sólo por el sonido. Es de las pocas –ahora sólo recuerdo el "Van Diemen's Land"– que es interpretada por el guitarrista, en lugar de Bono. Además, es un tema hablado, más que cantado, y con un sonido alejado del rock más clásico de la banda, mucho más experimental. Fue una época, a principios de los 90, en la que junto con el álbum Achtung Baby, buscaron nuevos sonidos y nuevos temas, más interesados en los mass media, la tecnología y su influencia en la sociedad.



Y me ocurría que cada vez que escuchaba el "Numb", me acordaba del "Madness" de Muse. Y cada vez que escuchaba el "Madness", y el bajo de Christopher Wolstenholme –ojo a su espectacular bajo eléctrico–, me acordaba de The Edge cantando con samples de fondo... No sé de dónde viene esta asociación, pero ahí está. También me recuerda algo a sonidos de Depeche Mode, incluso de Queen y la guitarra de Brian May. Llamadme loco, es lo que tiene la locura.



Y aquí os traigo a los dos protagonistas unidos. Ya compartí esta actuación en otro #VDLN. En el concierto –brutal– de Muse en Glastonbury en 2010, apareció el mismísimo The Edge sobre el escenario, para interpretar junto a la banda de Matt Bellamy uno de los temas más conocidos y míticos de U2, el "Where The Streets Have No Name", todo un himno de los 90.



Dos de los directos más espectaculares, en todo el sentido de la palabra. A los irlandeses ya los he visto, y espero algún día poder ver el show –no se me ocurre otra palabra mejor– de los chicos de Bellamy. Pueden ser más o menos mediáticos y populares, y no salirse demasiado de los cánones de la industria, pero lo seguro es que dan espectáculos dignos de vivir.

Feliz #VDLN! ¡Y que la Fuerza os acompañe!

Comentarios