No es por ti, es por mí...

Yo soy el que tiene prisa. Yo soy el que tiene el reloj en la cabeza. Tic Tac Tic Tac detrás de los ojos. Yo soy el se pone de los nervios si te pones la camiseta o los zapatos al revés, si no te subes la cremallera, si no te abrochas el botón. Yo soy el que quiere que salgamos ya, el que quiere que estés preparado para salir ya.

Yo soy el que se desespera porque tu hermana tarda en acabarse la leche. Porque tu hermano quiere vestirse conmigo al lado. Yo soy el que tarda un segundo de más en darme cuenta y en pedirte perdón por tirarte del pelo al hacerte la coleta. Y en darte un beso para que me perdones, aunque no haga falta. Yo soy el que olvida estas cosas. El que deja que las prisas me hagan olvidar lo que realmente tengo que hacer. Lo que necesitáis.

Yo soy el que se olvida de lo importante que es ese Pikachu, ese dinosaurio, esa tarjeta. Lo importante que es irnos al cole con ese muñeco al que agarrarse. Iluso. Yo soy el que no se para a desear de verdad buenos días. Yo soy el …

Dos añitos, y ya son capaces de...

Leia es capaz de 'pintar', a su manera, las orejas, la boca, el pelo y la nariz a una cara. Mientras te lo va contando. Al menos no llena el papel o la pantalla del iPad de rayas y garabatos...

Luke es capaz de localizar la Luna a plena luz del día nada mas bajar del coche o de salir del portal: "¡Luna! ¡Luna!"...

Leia es capaz de vaciarte las bolsas al volver de hacer la compra, pasándote los paquetes y las latas una a una, hasta que lo tengas todo guardado en las alacenas y el frigorífico. Todo en su sitio...

Luke es capaz de llevarte hasta la cocina y pedirte una galleta para él, y otra para su hermana. Y no descansa hasta que le des las dos...

Leia es capaz de traer las cuatro zapatillas de andar por casa, las suyas y las de su hermano, hasta la cama cuando me despiertan por la mañana, para no tener que ir a jugar al salón descalzos...

Luke es capaz de cerrar los ojos y hacerse el dormido, pensando que no le vemos, para luego escabullirse y salir corriendo a jugar...

Leia es capaz de conectar el canal interactivo de la smartTV y localizar la aplicación de ClanTV, mientras repite una y otra vez "Peppa Pig! ¡Dora!", para que le ponga sus dibujos...

Luke es capaz de pasar media mañana entretenido sólo con su juguete favorito, una vaca de Lego Duplo de tan solo tres piezas, que él confunde con una 'jaca', y hacer 'carreras' por cualquier superficie de la casa, incluyendo las piernas, los brazos y la barriga de papá...
En el centro, la 'jaca' de Luke...
Leia es capaz de hacerme buscar por toda la habitación un pañal recién cambiado a su hermano, para descubrir que lo ha recogido ella sola y lo ha echado al cubo de la basura...

Luke es capaz de sonreír tras meterle una monodosis de suero y el sacamocos en un orificio de la nariz, mientras le dices "¡Más! ¡Más!" para ir a por el otro...

Leia es capaz de sentarse en su sitio en el sofá al terminar de cenar, pedirte el libro que quiere esa noche para antes de irse a la cama, acabar e ir al lavarse los dientes con su minicepillo de Pocoyó, irse a su cuarto y meterse en la cama. Y su hermano detrás de ella. Aunque luego alguno se levante un par de veces...

Luke es capaz de espurrear soplar una velita imaginara cuando cantamos el 'Cumpleaños Feliz'. Y luego tenemos que limpiarle la babilla...

Leia es capaz de canturrear en su media lengua "Twinkle Twinkle Little Star..." tan sólo por nombrarle la palabra 'estrellita'...

Son capaces de hacer extraordinaria cualquier situación, o cualquier logro o anécdota en estos dos años, por sencilla y común que sea. Los padawanes y su madre son capaces de hacer mi vida especial...

Y yo no soy capaz de escribir y terminar esta entrada sin dejar de sonreír en cada párrafo...

¡Que la Fuerza os acompañe!
Síguenos en Facebook.

Comentarios