No es por ti, es por mí...

Yo soy el que tiene prisa. Yo soy el que tiene el reloj en la cabeza. Tic Tac Tic Tac detrás de los ojos. Yo soy el se pone de los nervios si te pones la camiseta o los zapatos al revés, si no te subes la cremallera, si no te abrochas el botón. Yo soy el que quiere que salgamos ya, el que quiere que estés preparado para salir ya.

Yo soy el que se desespera porque tu hermana tarda en acabarse la leche. Porque tu hermano quiere vestirse conmigo al lado. Yo soy el que tarda un segundo de más en darme cuenta y en pedirte perdón por tirarte del pelo al hacerte la coleta. Y en darte un beso para que me perdones, aunque no haga falta. Yo soy el que olvida estas cosas. El que deja que las prisas me hagan olvidar lo que realmente tengo que hacer. Lo que necesitáis.

Yo soy el que se olvida de lo importante que es ese Pikachu, ese dinosaurio, esa tarjeta. Lo importante que es irnos al cole con ese muñeco al que agarrarse. Iluso. Yo soy el que no se para a desear de verdad buenos días. Yo soy el …

El baño más especial

Seguramente a estas horas ya todos habréis visto el vídeo que muestra cómo una enfermera da un baño muy especial (thalasso bain) a una pareja de mellizos recién nacidos. Ha recorrido todas las redes sociales como la pólvora, y raro es el muro, timeline, o tablón en el que no encontrárselo. Han llegado a describirlo como dos mellizos que aún no son conscientes de haber nacido y mantienen la 'memoria de útero'. Personalmente, yo la única palabra que encuentro para definirlo es 'ternura'.



Traduzco (libremente) del canal de Youtube:
El Baby Spa es un nuevo enfoque de baño. Fue inventado por Sonia Rochel, enfermera neonatal, como resultado de muchos años de observación y reflexión. El vídeo muestra algunos momentos de este baño de caricias: en realidad tiene una duración de 10 a 15 minutos. Este baño está reservado para los muy pequeños (hasta la edad de 2 meses). Es un tratamiento muy cuidadoso, dado por la enfermera especializada que lo ideó. Nadie más lo usa con este enfoque específico.
Cuidado, padres: ¡no traten de reproducirlo!
A mi me ha traído a la memoria el primer baño de mis mellizos, en su segundo día de vida aún en la clínica. Ya he contado en alguna ocasión lo bien que fue nuestra experiencia durante el embarazo, el nacimiento, y los días posteriores. Pude estar junto a mi mujer y mis hijos en todo momento, sin separarme de ellos ni un solo segundo. Uno de los momentos más especiales fue sin duda el primer baño. Los DUE de la planta de maternidad los llevaron a una sala aparte, con calefacción y un ambiente más cálido y acogedor, y los bañaron, por separado. No como en estos vídeos, fueron baños más 'normales', pero lo hicieron también con toda la delicadeza y cariño del mundo. Yo pude ir con ellos, a verlo, a aprender. Me explicaron cómo no hacerles daño, como sostenerlos y como cuidar su ombligo hasta que se les cayera. Hace ya tiempo que no recordaba estos momentos, pero al ver estos vídeos, me han vuelto todo a la memoria, con un cariño muy especial.

Hace unos dos años esta enfermera se hizo famosa por otro vídeo similar, esta vez a un solo bebé. Es todo ternura.



A mi me deja sin palabras.

Comentarios