No es por ti, es por mí...

Yo soy el que tiene prisa. Yo soy el que tiene el reloj en la cabeza. Tic Tac Tic Tac detrás de los ojos. Yo soy el se pone de los nervios si te pones la camiseta o los zapatos al revés, si no te subes la cremallera, si no te abrochas el botón. Yo soy el que quiere que salgamos ya, el que quiere que estés preparado para salir ya.

Yo soy el que se desespera porque tu hermana tarda en acabarse la leche. Porque tu hermano quiere vestirse conmigo al lado. Yo soy el que tarda un segundo de más en darme cuenta y en pedirte perdón por tirarte del pelo al hacerte la coleta. Y en darte un beso para que me perdones, aunque no haga falta. Yo soy el que olvida estas cosas. El que deja que las prisas me hagan olvidar lo que realmente tengo que hacer. Lo que necesitáis.

Yo soy el que se olvida de lo importante que es ese Pikachu, ese dinosaurio, esa tarjeta. Lo importante que es irnos al cole con ese muñeco al que agarrarse. Iluso. Yo soy el que no se para a desear de verdad buenos días. Yo soy el …

Viernes dando la nota #6: Cultura popular

¡Qué queréis que os diga! Ahora que uno presta atención a la programación televisiva infantil, echa de menos programas que realmente se salgan de la tónica actual de dibujos mas o menos atontantes educativos. Que un personaje les pregunte chillando a los niños que si ven en la pantalla tal o cual objeto, iluminado y resaltado, y que lo señalen, no es lo que se dice cultivar la imaginación, y que alguien me explique cuales son los valores que enseña.

Os dejo con un pequeño fragmento de la especial, irrepetible y añoradísima La Bola de Cristal, y con el bueno de Casimiro, que nos enseñaba cuando éramos púberes eso de lavarnos los dientes y las manos, e irnos a la cama a ritmo de rock n'roll. No encuentro mejor forma de acercar a los niños a la música y de enseñar.

El caso es que no recordaba la primera canción, la que llamaba a los pequeños de la casa a lavarse las manos y sentarse a la mesa para comer.

En este midley podéis ver a Siniestro Total, haciendo en directo y para el programa infantil en 1986, su particular versión del clásico nocturno de nuestra infancia, con la curiosidad añadida de ver ¡al mismísimo Julián Hernández tocando la batería!

¡Feliz viernes dando la nota!

Comentarios