No es por ti, es por mí...

Yo soy el que tiene prisa. Yo soy el que tiene el reloj en la cabeza. Tic Tac Tic Tac detrás de los ojos. Yo soy el se pone de los nervios si te pones la camiseta o los zapatos al revés, si no te subes la cremallera, si no te abrochas el botón. Yo soy el que quiere que salgamos ya, el que quiere que estés preparado para salir ya.

Yo soy el que se desespera porque tu hermana tarda en acabarse la leche. Porque tu hermano quiere vestirse conmigo al lado. Yo soy el que tarda un segundo de más en darme cuenta y en pedirte perdón por tirarte del pelo al hacerte la coleta. Y en darte un beso para que me perdones, aunque no haga falta. Yo soy el que olvida estas cosas. El que deja que las prisas me hagan olvidar lo que realmente tengo que hacer. Lo que necesitáis.

Yo soy el que se olvida de lo importante que es ese Pikachu, ese dinosaurio, esa tarjeta. Lo importante que es irnos al cole con ese muñeco al que agarrarse. Iluso. Yo soy el que no se para a desear de verdad buenos días. Yo soy el …

Universos paralelos: 7 días

Hoy mi hijos cumplen su primera semana de vida. Y les ha bastado incluso menos tiempo para convertirse en el centro de un nuevo universo.
La vida es una serie de universos, no todos paralelos. Unos lo son, otros son transversales, incluso tangenciales. Otros son antagónicos, y otros sin embargo son inclusivos, absorbentes. Hay universos que son solo agujeros negros. Otros son pequeños como modestos sistema planetarios, y otros inmensos como una cegadora Vía Láctea.

Yo creo que gran parte del éxito en la vida es saber elegir qué universos tienen mas importancia que otros, o dicho de otra forma, saber bien las prioridades de cada uno, y vivir en consecuencia.

Lo poco que tienen en común estos mundos es que comparten el tiempo, aunque éste corra a distintas velocidades en cada uno. Y a veces puedes tener un tiempo compartido entre varias realidades que se 'alinean'. Los universos personales de cada uno corren al unísono, aunque algunos vayan en direcciones opuestas. Y saltando entre universos paralelos, transversales y antagónicos cada cual recorre su propia vida.

Hay un momento en ese tiempo que todo cambia. Un Big Bang. El Big Bang que generan mis hijos, y que da arranque a su propio tiempo. Todos mis universos se mueven, se ven desplazados. Todos giran ahora alrededor de ellos. Unos reducidos, los menos importantes, y otros ampliados, mas brillantes incluso, como mi Universo-Ana.

Sus propios universos están por aparecer, pero serán suyos. Yo ya tengo los míos, y el que han creado ellos para mi es ahora el más grande e importante. Entre otras razones porque incluye a la madre, y lo comparto con ella.

Ellos tendrán sus propios universos, sus propias realidades. Solo espero que alguna de ellas sea paralela a una de las mías por mucho tiempo.

Por ahora llevan 7 días.

¡Que la Fuerza os acompañe!
Síguenos en Facebook.

Comentarios

  1. Que bueno, aveces se me han pasado ideas similares por la cabeza ;)

    ResponderEliminar
  2. Precioso. Tu Universo-Ana, eso que no falte, y vuestras dos maravillas. Sin duda os habréis emocionado mucho esta semana, al margen de la tarea que os habrán dado. Pero la alegría multiplicada por dos... Menudo regalo navideño...:-)

    ResponderEliminar
  3. Gracias!!! :D
    Una de las cosas que estoy cambiando es el visitar el ordenador (o el movil) con muy poca frecuencia. Incluso estos últimos posts los he escrito con nocturnidad y sonnolencia, entre toma y toma. Espero poder seguir haciéndolo de vez en cuando... ;)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario